Comparta

Divorcio: Razones de la Indisolubilidad del vínculo

Orígenes y fines del matrimonio

1º.-¿Cuáles son los orígenes y los fines de la familia?

La sociedad doméstica es lógica y cronológicamente anterior a la sociedad civil. Ella es una institución natural, tan antigua como la humanidad que tiene sus orígenes en la propia vida humana, a la que genera, forma y perfecciona.

Sus fines esenciales son conservar la especie y asegurar la felicidad de los cónyuges. Ellos  se encuentran inscritos, con caracteres indelebles, en los instintos, en las tendencias y en las exigencias de la vida humana.

2º.- ¿Existe una jerarquía de importancia entre estos fines?

Entre estas dos finalidades existe una jerarquía evidente, que subordina lo menos a lo más. Garantizar la perpetuidad de la raza “bien social, bien humano- es la finalidad primordial y directa de la familia. Dar a los cónyuges la legítima satisfacción de sus afectos “bien individual y pasajero- es, por esto mismo, secundario.

3º.-¿Cuáles son las condiciones en que la familia puede cumplir con estas finalidades?

La estructura de un órgano es condicionada por su función. Si el fin de la familia es la conservación y desarrollo del género humano, necesarios y naturales serán también los medios que condicionan su realización objetiva.

Formar hombres no es sólo darles la vida, es asegurarles todos los medios sin los cuales la vida no es digna de ser vivida. Los padres, dándoles la vida a sus hijos, contraen la obligación de asistirlos  con sus cuidados durante todo el período de  su desarrollo.  Sólo la monogamia realiza esta concentración de afectos que puede beneficiar a padres y a hijos.

Como la generación, la educación debe ser el deber solidario de los que se unieron en la intimidad conyugal.

4º.- Tener familia es el primer derecho del niño

El primero y el más fundamental de los derechos del niño es el de tener una familia, el de tener un padre y una madre que le aseguren una existencia de acuerdo a  la dignidad humana. Por eso, eliminar la función de la unión conyugal y conservar el placer es un desorden biológico y una depravación moral.

El acto transmisor de la vida humana es pasajero, su fruto es permanente: como indisolubles y complementariamente conjugados son los vínculos de la paternidad y de la maternidad, así también son los vínculos conyugales que les dan origen. Esta es la ley vital de la familia humana.

Los hijos nacidos o por nacer son los acreedores perpetuos de la asociación conyugal.

5º.-¿Por qué los hombres deben unirse de modo monogámico e indisoluble, a diferencia de los otros seres animales?

De la variedad aparente de los regímenes sexuales en la serie animal resulta una gran ley que domina la biología. La unión de los sexos, cuyo fin es llenar los vacíos dejados por la muerte, es determinada en su forma y duración por las exigencias naturales de la prole.

Aplicada a la familia humana, la ley general se modifica según las necesidades específicas de nuestra naturaleza. Conservando siempre la unión de los sexos  su objetivo primordial de perpetuar la raza, en el caso del  hombre su formación exige largos años de colaboración asidua del hombre y de la mujer. En los hombres la indisolubilidad de la unión conyugal es la expresión del orden, la ley que corresponde a la nobleza y a la dignidad humana.

Desde el punto de vista biológico, como desde el punto de vista moral, la disolución del casamiento es un mal y el matrimonio debe ser proclamado científicamente: una monogamia libremente consentida e indisoluble.

6º.- ¿Qué relación existe entre el amor y la familia indisoluble?

La familia forma a los esposos para el sacrificio, contrario a los egoísmos sexuales. Por esto mismo, es la gran escuela educativa del verdadero amor.

El amor es por naturaleza absoluto. Absoluto en el tiempo: sus promesas y sus aspiraciones son eternas. Con los corazones nobles no se estipulan pactos efímeros.

Absoluto en el exclusivismo: con el mismo amor no se aman tres.

Absoluto en la totalidad de la donación: el matrimonio indisoluble es una donación recíproca , irrevocable, completa de dos almas.

La familia indisoluble es pues la exigencia auténtica del más noble amor.

Fundidos por la intimidad recíproca del amor en una sola unidad moral, que corresponde a la unidad física del hijo, los padres constituyen en la familia un ejemplo singular de una sociedad enteramente orientada para el bien de un tercero.

7º.- ¿Por qué no podemos liberar el amor de las obligaciones  de la familia?

Los tres enemigos del amor son: el impulso malo que nos arrastra para la animalidad, la inestabilidad y la irresponsabilidad. Lo que debemos liberar no es nuestro amor, sino a nosotros mismos de nuestra miseria, de nuestro egoísmo, mediante la disciplina perseverante de la familia monogámica.

Canalizar el más egoísta de los instintos  en la más desinteresada de las instituciones, es la inapreciable ventaja que la indisolubilidad da a los cónyuges en el campo psicológico y moral.

La vida común no se mantiene ni se desarrolla sin la tolerancia mutua, hecha de sacrificios recíprocos. Así en el roce bienhechor del esmeril se van puliendo los diamantes brutos para que brillen en toda la pureza de su agua.

8º.- ¿Cómo la familia educa los sentimientos del hombre?

Las preocupaciones del futuro educan los sentimientos de responsabilidad y de economía y estimulan al ejercicio de las energías desinteresadas. El hombre ya no es un egoísta:  son otros deseos que los placeres de un día. Tiene una familia a la cual ligó para siempre su nombre y, con él,  un tesoro de virtudes que transmitir a los herederos de su sangre. Honra y gloria suya serán honra y gloria de sus hijos.

“La indisolubilidad del matrimonio es el baluarte de la dignidad y de la libertad personal contra la tiranía de las pasiones, el sustentáculo de la voluntad y de la constancia moral contra la inestabilidad de los afectos, el dominio  de la virilidad contra el afeminamiento, el triunfo del espíritu sobre la carne” (J. Donat, Ethica Specialis, 1921, p. 70).

9º.- ¿Qué relación tiene la familia con la vida social?

“Las familias legítimas son la matriz de la propia humanidad, el laboratorio sagrado donde se prepara, se forma y se conserva a cada instante, la sociedad entera. Desorganizar o deformar este laboratorio es provocar los más graves desordenes en la vida social: no habrá un solo mecanismo social que pueda funcionar normalmente, porque todos reciben de la familia la norma y el principio de su movimiento” (Paul Bureau, “L”indiscipline des moeurs”, p. 342)

10º.- ¿Por qué el divorcio invierte los fines de la familia?

El divorcio invierte la jerarquía de fines naturales del matrimonio porque ya no es la prole la que dicta la ley de la familia y la duración de su convivencia, sino la felicidad individual de los cónyuges.

Estamos por lo tanto frente a una perversión esencial.


04/03/2013 | Por | Categoría: Divorcio
Tags: , , , ,

4 Comentarios to “Divorcio: Razones de la Indisolubilidad del vínculo”

  1. Esos temas que ustedes desarrollan son de mucha calidad y me interesan para trabajar en la iglesia y tratarlos en circulos de familia y hacerlo llegar a profesores para que en la formacion educativa y tambien cristiana ( formacion humana), en las catequesis de la iglesia se ha implentado todo lo relacionado con la familia

  2. Antero dice:

    Esos temas que ustedes desarrollan son de mucha calidad y me interesan para trabajar en la iglesia y tratarlos en circulos de familia y hacerlo llegar a profesores para que en la formacion educatica cristiana ( formacion humnana) se den como clase en las aulas,

    Pues siempre mantuve a mis alumnos activos en este sentido porque la activacion de los valores familiares son el muro de contencion para sostener la familia que a cada paso los llamados profesionales y adminsitradores de los bienes los estados de cada pais han derrochados todo el dinero de los pueblos y arrementen contra las instituciones mas sana de la sociedad mundial, los llamados ministros de instituciones de paises desarrollado defendiendo los negocos que funen las familias del mundo y son capaces de arremter hastas con las mas sanas orintentaciones que da nuestro papa por medio de nuestra Iglesia que siempre permanecera erguida porque no esta sustentada en principios de hombres sino en los principios de Cristo jesus el maestro y amigo nuestros.

  3. Agustin Muñoz Gomez dice:

    Suscribiendo basicamente los puntos del artículo, quiero añadir sucintamente, que el divorcio es evidentemente un fracaso en lo personal y del sistema social, que conocedor de su nula formación a la ciudadania en claves de responsabilidad otorga de forma simple y gratuita el atajo legal para “provar” cuantas veces se quiera; y como si se tratara de un divertimento; si su pareja esta vez le sirve o no.
    La curva exponencialmente al alza en las estadísticas sobre número de divorcios, parece según los últimos datos haberse frenado, pero no hay que hacerse ilusiones. La razón parece ser la galopante crisis económica que hace pensarse dos veces la conveniencia; económica por supuesto; de afrontar la nueva situación personal.
    Desde el relativismo que se quiere imponer en todos los ámbitos y sobre la cestión fundamental del divorcio, es una triste realidad reconocer que la manipulación social ha logrado unas cotas de conformismo nunca alcanzadas, incluso; y es lo más triste en capas de la población de sentimiento Cristiano. Pero como decia Ibsen: La mayoria nunca tiene la razón.

  4. Agustìn Tomàs Fuentes Garcìa dice:

    me es muy interesante lo relacionado al divorcio, y es conveniente que se le ponga mucha atencion a este tema por la gran cantidad de divorcios que hay en nuestros dìas y los efectos que eestan produciendo en todos los ambitos de la sociedad

Deje su comentario