Men desplegable
Artículos recientes

San Atanasio: Queréis estar en el medio, entre la luz y el mundo

Verdades Olvidadas San Atanasio: [1] “Queréis ser hijos de la luz, pero no renunciasteis a ser hijos del mundo. Deberíais creer en la penitencia, pero creéis en la felicidad de los tiempos nuevos. Deberíais hablar de la Gracia, pero preferís hablar del progreso humano. Deberíais anunciar a Dios, pero preferís predicar el hombre y la humanidad. Lleváis el nombre de Cristo, pero sería más justo si llevaseis el nombre de Pilatos. Sois la gran corrupción, porque estáis en el medio.

Siga leyendo

Los niños de ayer y de hoy

Los niños siempre son niños, es verdad. Pero hoy en día con tantos aparatos electrónicos creo que están dejando de ser tan niños. Antiguamente se entretenían con un trompo, una muñeca o cualquier otro juguete simple. Hoy tienen casi todo a su disposición: celulares, vídeos, computadoras, televisiones de todos los calibres, etc. Y sin embargo no saben entretenerse con su propia inocencia, necesitando cada vez más cosas sensacionales y excitantes. A modo ilustrativo presentamos do

Siga leyendo

Un mundo sin niños: la espiral de la muerte demográfica

En su libro alarmante “pero no alarmista” “America Alone! (Regnery, 2006) Mark Steyn analiza el desafío creado por la caída del promedio de nacimientos en el mundo, fenómeno que califica como “Espiral de la muerte demográfica”. Analizando del caso de Japón, donde el número de muertes es mayor al de los nacimientos, cuenta que los niños están siendo reemplazados por muñecas. Sí, exactamente como la acaba de leer. Un mundo que abandona la ley natural y la moral, enloquece.

Siga leyendo

La juventud salvará a la Iglesia

Hay muchos que proclaman que la Iglesia Católica está muerta. Los laicistas esperan poner el último clavo en el ataúd de su mayor enemiga y publicar su obituario. Los anti-católicos protestantes se impacientan esperando el día en que puedan reclamar definitivamente que Roma ha fallado y caído en la apostasía. "Mira", esperan decir con alegría, "¡pensabas que las puertas del infierno no prevalecerían! Estabas equivocado". Los liberales también, desde dentro de la Iglesia, esperan

Siga leyendo