Men desplegable
Artículos recientes

Los dos caminos para la mujer

En estos tiempos, en que está de moda hablar de igualdad y de derechos de la mujer, conviene reflexionar sobre su papel en la sociedad. ¿Qué era la mujer antes del Cristianismo? ¿Que es ella todavía en las regiones donde el Evangelio no ha triunfado? Destinada a la servidumbre y profundamente degradada parecía dudarse otrora de que tuviese alma. En ninguna parte se le reconocían derechos, ni categoría ni dignidad. El Cristianismo cambió radicalmente esta situación deplorable. La ab

Siga leyendo

El auténtico pueblo ruso antes de 1917

El pueblo ruso quedó sometido al yugo comunista durante 70 años. Y la tiranía fue tal, que se podría decir —con excepciones, claro está— que la mentalidad auténtica de aquel pueblo fue aniquilada. ¡Lo cual es catastrófico para un país! Frente a ello, surge la pregunta: ¿cómo eran los rusos antes del comunismo? Había dos Rusia. Una, la de San Petersburgo, y otra, la de Moscú. San Petersburgo es una ciudad situada junto al río Neva, cerca del mar Báltico, que mantiene comun

Siga leyendo

Debemos tener mediadores ante Jesucristo

Si alguien objetara que no debemos interponer un ser humano entre nosotros y Cristo, se le debería recordar que San Pablo no tiene reparo en decir a sus comunidades: Imitadme (1 Co 4, 16 “Os ruego, pues, que seáis mis imitadores”; Flp 3,17 “Hermanos, sed imitadores míos, y fijaos en los que viven según el modelo que tenéis en nosotros”; 1 Ts 1,6 “Por vuestra parte, os hicisteis imitadores nuestros y del Señor, abrazando la Palabra con gozo del Espíritu Santo en medio de m

Siga leyendo

El buen olor de Nuestro Señor Jesucristo

Aromas del Cielo, hedores del infierno Los autores espirituales hablan con frecuencia del "buen olor" de Nuestro Señor Jesucristo, es decir, del perfume de las virtudes evangélicas que atrae a las almas y las hace correr en las sendas de la santificación, caminando tras las huellas del Divino Maestro. Este "buen olor" de Nuestro Señor Jesucristo expresa el brillo y atracción de la Santa Iglesia Católica, ya sea en su doctrina, en su organización, o en su vida. Evidentemente, se trata a

Siga leyendo