Men desplegable
Artículos recientes

Reflexiones sobre un café

Ofrecemos a nuestros lectores algunas reflexiones sobre lo que son el verdadero desarrollo y grandeza de un país. Hace mucho tiempo, muchísimo incluso, tengo una impresión para comunicar acerca del desarrollo de nuestro País. “Desarrollo” es un término tomado aquí en un sentido que tiene parentesco apenas lejano, con lo que habitualmente se entiende por tal. No hablo del desarrollo económico-financiero. Este es el sentido ápice, no raras veces incluso el único, que se atribuye al v

Siga leyendo

Patriotismo virtuoso y verdadero

En el mes de la Patria La Iglesia predicó siempre el patriotismo como un deber sagrado. Los lazos que la naturaleza estableció entre los hombres de un mismo país, como son la comunidad de sangre, de lengua, de índole, de tradiciones, de costumbres, de aptitudes, etc., crean lazos afectivos especiales, que nos obligan a una caridad particular hacia nuestros compatriotas. A esto se añade la serie de obligaciones que debemos al Estado, como consecuencia forzosa de los beneficios que de él

Siga leyendo

La Iglesia y la Civilización Cristiana

Se engaña singularmente quien suponga que la acción de la Iglesia sobre los hombres es meramente individual, y que ella forma sólo personas, y no pueblos, ni culturas, ni civilizaciones. En efecto, Dios creó los hombres naturalmente sociables, y quiso que los hombres en sociedad trabajasen unos por la santificación de los otros. Por eso los creó también influenciables. Tenemos todos, por la propia presión del instinto de sociabilidad, la tendencia a comunicar en cierta medida nuestras

Siga leyendo

El ideal Cristiano de perfección social

Si admitiéramos que en determinada población la generalidad de los individuos practica la Ley de Dios, ¿qué efecto se puede esperar de ahí para la sociedad? Eso equivale a preguntar: si en un reloj cada pieza trabaja según su naturaleza y su fin, ¿qué efecto se puede esperar de ahí para el reloj? O, si cada parte de un todo es perfecta, ¿qué se debe decir del todo? Siempre existe un cierto riesgo en utilizar en asuntos humanos analogías mecánicas. Atengámonos a la imagen de una s

Siga leyendo