Comparta

Libertad religiosa de Hong Kong en peligro: entrevista al Cardenal Zen

«En los últimos 15 años, la Iglesia en China se derrumbó debido al Vaticano. El Vaticano le da todo al gobierno chino, y no obtienen nada».

El Cardenal Zen con Francisco
Para el cardenal Zen (en la foto), el Vaticano está “entregando la Iglesia Católica en China” ‒ CNSNEWS, 31/01/2018

Existe solo una fuente de energía para innumerables ciudadanos de Hong Kong que participan en las protestas: la existencia de iglesias que apoyan a los cristianos. Liberty Web habló con el Cardenal católico Joseph Zen Ze-kiun (ex cardenal de Hong Kong) sobre sus pensamientos sobre las protestas de Hong Kong y la postura del Vaticano hacia el gobierno chino.

(Entrevistador Hanako Cho)

¿Qué tipo de apoyo brindaUd. a los participantes de estas protestas?

Cardenal Joseph Zen (Zen): Específicamente, hemos recolectado una gran suma de donativos para ayudarlos. Los gastos para abogados y juicios son muy altos, por lo que este dinero es necesario.

Al principio, [los jóvenes manifestantes] tenían miedo de pedir ayuda. No quieren publicidad. Así es que encontramos una manera de ayudarlos mientras nos aseguramos de que [la información privada de los manifestantes] sea confidencial. Además, creo que la iglesia y estos manifestantes están unidos. Eso es muy bueno.

—¿Cuál cree que es el problema actual y crucial?
Policía hong kong agrede manifestantes
La represión brutal a los manifestantes en Hong Kong

Zen: La policía. Arrestan a las personas con demasiada facilidad e incluso cuando las personas ya se han detenido, todavía los golpean. Incluso grupos de gángsters intervienen. No dudamos de que la Seguridad Pública de China pueda venir vestida como la policía de Hong Kong. Es una situación realmente peligrosa.

Creo que deben establecer absolutamente una comisión independiente (una de las cinco demandas) para investigar y preguntar qué sucedió realmente. Es necesario que la gente sepa quién tiene razón y quién está equivocado.

¿Cree que existe la posibilidad de que el Ejército Popular de Liberación invada?

Zen: No. Eso significaría que todos los extranjeros se irían; Hong Kong perdería la confianza como centro financiero y ya no habría negocios. Entonces, el gran perdedor sería China.

La Oficina de Enlace del Gobierno Popular Central en la Región Administrativa Especial de Hong Kong, que es la sucursal del gobierno chino, está alentando a la policía a usar la fuerza.

¿Piensa que la ideología de las protestas de Hong Kong se extenderá a China?

Eso es lo que teme la autoridad de Beijing. Si tenemos democracia en Hong Kong, la gente en China puede decir: “En Hong Kong tienen democracia. ¿Por qué no la tenemos nosotros? «

Realmente [las autoridades chinas] deben darse cuenta de que es hora de introducir también la democracia en China.

Pero el régimen totalitario es estúpido. Solo está creando corrupción y personas pasivas, acostumbradas a ser esclavos. Para tener una nación digna, las personas deben ser libres de tener su identidad.

—¿Ha estado expresando tus opiniones sobre las iglesias cristianas en China?

Zen: Los comunistas son siempre los mismos en términos de querer destruir la Iglesia. En Vietnam, el Catolicismo prevaleció antes de que se extendiera el comunismo. Cuando los comunistas vinieron e intentaron controlar la Iglesia, no pudieron hacerlo. Porque la Iglesia es fuerte y la gente está con la Iglesia y el obispo.

He estado en tres países comunistas: Hungría, Eslovaquia y República Checa. Aunque son comunistas, tienen una larga historia de fe cristiana. Por ello los comunistas no podían destruir ni controlar la Iglesia.

China reescribe la Biblia para hacerla más “china y socialista”

Los comunistas en los países de Europa del Este han criticado a la Iglesia por ser exclusiva para los ricos. China usa el pretexto del imperialismo y dice: «Los misioneros son todos imperialistas» para destruir la religión. Esto tiene éxito porque pueden usar personas con poca fe dentro de las iglesias que siguen al gobierno.

Desafortunadamente, el Vaticano cree que debemos comprometernos y rendirnos al gobierno [chino]. El gobierno dice que las personas menores de 18 años no pueden ingresar a la iglesia ni participar en actividades religiosas, y que los [obispos con fe débil] obedecen.

En los últimos 15 años, la Iglesia en China se derrumbó debido al Vaticano. El Vaticano le da todo al gobierno chino, y no obtienen nada.

¿Cuál es la raíz del problema del Vaticano?

Zen: Hay tres problemas. Primero, el Vaticano le dio al gobierno chino el derecho de nombrar obispos. El Papa solo puede hacer objeciones a los obispos designados por el gobierno chino, pero debe aceptar lo que se propone al final.

En segundo lugar, había siete obispos [designados por el gobierno chino] que son ilegítimos y excomulgados. Algunos de ellos incluso tienen esposas e hijos. Ahora, si muestran arrepentimiento, pueden ordenar sacerdotes sin el permiso del Papa.

Por último, se trata de la Iglesia subterránea. Se ven obligados a permanecer bajo tierra porque quieren liberarse de la intervención del gobierno y proteger su libertad. No siguen al gobierno, porque la Iglesia controlada por el gobierno ya no es una Iglesia Católica. A pesar de enfrentar persecución, prefieren sufrir en la clandestinidad.

El 28 de junio, llegó un documento del Vaticano que decía que las iglesias subterráneas deben registrarse con el gobierno. El Vaticano ya no nombra obispos para la Iglesia clandestina, así es que una vez que muere un obispo mayor, no hay sucesor. La Iglesia desaparece. Lo extraño es que [el documento] no está firmado por nadie ni se especifica de qué departamento proviene. Fui a Roma a ver al Papa el 29 de junio, pero regresé con las manos vacías. Este es un problema para toda la Iglesia.

—El mismo problema surgirá si Hong Kong cae bajo el gobierno de China.

Zen: Tenemos la Ley Básica y «un país, dos sistemas», por lo que no debería ocurrir. Pero es muy probable.

La gente ya dice que el próximo obispo [en Hong Kong] debe tener la bendición de Beijing. Si esto es cierto, las iglesias en Hong Kong deben rendirse a las iglesias de China [continental].

Pero nosotros creemos en Dios. Creemos en las oraciones, por lo que rezamos para venga el día pueda ser libre.

¿Qué le pide a Dios?

Zen: Pedimos que Dios nos dé luz para hacer que la gente entienda que somos seres humanos. Somos creados por Dios y, por lo tanto, somos hijos de Dios. Todos somos hermanos y hermanas. Las personas que tienen poder en la sociedad deben ser sirvientes [de Dios], de lo contrario no podemos disfrutar de nuestra dignidad y libertad. La ley que están proponiendo es contra la dignidad humana y la libertad. Entonces no lo aceptamos.

-Muchas gracias.

Liberty Web , 29 de septiembre de 2019 | Traducción nuestra

Print Friendly, PDF & Email




Reciba nuestros artículos por email


    :

Después de inscribirse, recibirá una email. Confirme su suscripción




04/10/2019 | Por | Categoría: Crisis de la Iglesia
Tags: , , , ,

Un comentario to “Libertad religiosa de Hong Kong en peligro: entrevista al Cardenal Zen”

  1. María de la Luz Álvarez dice:

    Excelente entrevista y deja claro cómo el comunismo chino ha manipulado al propio Vaticano o simplemente allí tiene seguidores.

Deje su comentario