Comparta

Calentamiento global, desde el Vaticano las nuevas Tablas de la Ley

Ilustraciones como ésta difunden el terrorismo ecologista

Conferencia realizada por la Academia Pontificia de Ciencias  lanzó “Los Diez Mandamientos del Cambio Climático“, un programa político perturbador que incluye comida vegetariana, uso exclusivo de máquinas eléctricas, eliminación total de combustibles fósiles y fuertes sanciones para gobiernos e instituciones que no lo hagan cumplir.

Es la nueva dictadura mundial en nombre del cambio climático. Y con la bendición de la Santa Sede.

Nueva dictadura mundial

En 15 años todos nos veremos obligados a volvernos vegetarianos (o como alternativa a comer insectos), movernos solo en máquinas eléctricas, plantar paneles solares en el jardín para poder calentarse. No es un mal sueño, es la nueva dictadura mundial que avanza en nombre de la lucha contra el cambio climático, cuyo programa de resumen se presentó el jueves 15 de noviembre en el Vaticano, durante la Conferencia Internacional sobre “Cambio climático, salud del planeta y futuro de la humanidad“.

Esto fue explicado por el ubicuo Jeffrey Sachs, quien se define a sí mismo como “líder global en desarrollo sostenible”, que para el New York Times es “probablemente el economista más importante del mundo”, y se encuentra en la lista de los 100 líderes mundiales más influyentes. Sachs no solo es una autoridad real en las Naciones Unidas, sino que ahora también representa el pensamiento de la Santa Sede: bastaba ver las expresiones de alegría con que el Canciller de la Academia Pontificia de las Ciencias, el obispo argentino Marcelo Sánchez Sorondo, acompañó cada pasaje de su discurso programático.

Como siempre sucede en estas ocasiones, los hombres de ciencia son llamados solo para confirmar que estamos en “la última llamada” antes del desastre total.

El verdadero quid de la cuestión es la agenda política en la que insistió Sachs: el objetivo es la descarbonización total para 2050. Esto significa una reconversión drástica de los sistemas económicos de los países industrializados, una transición forzosa a energías renovables y una revolución en el sector agrícola. A comenzar de inmediato.

Los Diez Mandamientos del Cambio Climático

Dado el lugar de la reunión y sabiendo que podía permitírselo todo, Sachs pensó bien en resumir sus propuestas en una diapositiva con el diseño de las Tablas de la Ley entregadas por Dios a Moisés, titulada “Los Diez Mandamientos del Cambio Climático”. Y he aquí los nuevos mandamientos: No permitir nuevas plantas a carbón; Detener nuevas exploraciones de petróleo y gas; Detener el fracking (técnica de extracción de gas de esquisto); detener nuevos proyectos de oleoductos y gasoductos; detener la deforestación, pasar a vehículos eléctricos a batería para 2030; reducir el consumo de carne de res (Sachs afirma que las proteínas animales deben reemplazarse con proteínas vegetales); eliminar la inversión en las empresas responsables de las emisiones de gases de efecto invernadero; perseguir judicialmente a los productores de petróleo (tanto empresas como países); conectar las energías renovables.

Una red de poder internacional

Sachs no habla por sí mismo, es parte de una red de poder internacional que está ejerciendo una tremenda presión sobre los gobiernos e instituciones. Y los resultados ya son visibles: la guerra desatada contra los motores diésel con restricciones de circulación y la prohibición anunciada para la próxima década, es un ejemplo sorprendente.

No hay nada que justifique tales disposiciones, pero está claro que solo es un paso para llegar a la obligatoriedad de los motores eléctricos. Lo mismo ocurre con el consumo de carne: la criminalización de la carne ya es un hecho.

El miércoles pasado, en el Reino Unido, la Comisión Gubernamental de Cambio Climático publicó un informe que pide una reducción de entre el 20 y el 50% del ganado bovino y ovino. La razón es que la cría de estas especies de animales produce emisiones excesivas de gases de efecto invernadero, mientras que reemplazar las tierras de pastoreo con superficies forestales ayudaría a disminuir el CO2 . Las indicaciones de la comisión son incluso más suaves que las contenidas en las directrices del Servicio Nacional de Salud que, en cambio, propone un recorte en el consumo del 89% para la carne vacuna, el 63% para la carne de oveja y el 20% para los productos lácteos.

El poder judicial, arma poderosa

La batalla obvia de agricultores y ganaderos por su supervivencia parece destinada a ser derrotada porque el partido del cambio climático tiene un arma aún más poderosa: el poder judicial. El movimiento climático de hecho debe chocar con los intereses de muchos trabajadores, con el escepticismo sustancial de la opinión pública (a pesar de la propaganda martillante de estos años), y con la vacilación o incluso la oposición de muchos gobiernos que ciertamente solo ven la destrucción de un sistema económico.

Si efectivamente, como hemos estado diciendo durante años, debemos actuar de inmediato, de lo contrario, el planeta será destruido. Entonces, ¿cómo podemos convencer al poder político? Se procesa y se denuncia a todos los que se oponen al objetivo de descarbonización total de la economía. Hace algunos años, algunos movimientos ecológicos estadounidenses pretendían aplicar la misma legislación penalizadora vigente para las fábricas que tratan desechos peligrosos, ya que las deyecciones de ganado emiten gases de efecto invernadero.

Sin apoyos en la opinión pública

En ese entonces, la acción no tuvo éxito, pero el enjuiciamiento penal de los gobiernos ya es una realidad: en mayo, una queja contra el Parlamento Europeo y el Consejo fue presentada ante el Tribunal Europeo de Justicia por familias que dicen que están siendo dañadas por el cambio climático. La administración de Trump también fue denunciada por 21 niños de la organización Our Children’s Trust, porque no hizo nada contra la desestabilización del clima. No está lejano el día en que Trump será denunciado al Tribunal Internacional de la ONU por crímenes contra la humanidad.

Afirmaciones catastróficas sin demostración

Después de todo, si los cambios climáticos realmente destruyen poblaciones enteras y hacen que el planeta sea imposible de vivir,  sería legítimo que a aquel que se opone a las políticas para estabilizar el clima sea considerado enemigo de la humanidad.

Pero hay un “si“, de hecho.

Si” es cierto que hay cambios climáticos dramáticos causados realmente ​por la actividad humana;

Si” es cierto que solo traerá catástrofes;

Si” es cierto que el respeto por los “diez mandamientos del cambio climático” salvaría a la humanidad.

Muchos “si“, todos a ser demostrados. Y en esos días, en otra conferencia en Roma, fueron desmantelados por un grupo de científicos italianos, que reunieron sus pruebas en un libro con el título que no necesita explicaciones: “Clima, solo catástrofe” (siglo XXI).

Ver más sobre este tema

  • Riccardo Cascioli – La Nuova Bússola Quotidiana – 19/11/2018 (Traducción nuestra)
Print Friendly, PDF & Email
23/11/2018 | Por | Categoría: Crisis de la Iglesia
Tags: , , ,

2 Comentarios to “Calentamiento global, desde el Vaticano las nuevas Tablas de la Ley”

  1. jorge dice:

    Concuerdo con Don Alberto Carrillo. Mme permito agregar una pregunta: Cuánto hay de influencia de la nueva “teología verde” (teología de liberación con otro ropaje), y las intenciones del Nuevo Orden (Poder) Mundial ( manejado por movimientos masónicos y financieros)?

  2. Alberto Carrillo Muñoz dice:

    Concuerdo con algunos científicos que afirman que el cambio climático es inevitable (recordemos la era del hielo); no se puede luchar contra las fuerzas de la naturaleza y que, además, un cambio de esta magnitud no es provocado por la actividad humana. Por lo tanto, lo más inteligente que podemos hacer es adaptarnos a estos cambios, pero no tratar de evitarlos porque, sencillamente, es imposible.

Deje su comentario