Comparta

Ante la renovación de los acuerdos Vaticano‒China

Print Friendly, PDF & Email
La persecución religiosa y contra los católicos en China
China tiene un régimen comunista despiadado que se hizo fuerte gracias a Occidente

Secretario de Estado norteamericano denuncia persecución religiosa en China y pide que no se renueven los acuerdos secretos del Vaticano con China.

China: un cuadro desolador

El secretario de Estado de Estados Unidos, Michael R. Pompeo, ha declarado que:

“la situación de los derechos humanos en China se ha deteriorado gravemente bajo el gobierno autocrático de Xi Jinping, especialmente para los creyentes religiosos.

“Informes fidedignos han expuesto el programa del Partido Comunista Chino (CCP) de esterilizaciones forzadas y abortos de musulmanes en Xinjiang, su abuso de sacerdotes católicos y laicos, y el asalto a casas protestantes, todo los cual es parte de una campaña de “sinización” para subordinar Dios al Partido, mientras promociona al propio Xi como una deidad ultramundana. Ahora más que nunca, el pueblo chino necesita el testimonio moral y la autoridad del Vaticano en apoyo de los creyentes religiosos de China”. [1]

En sus declaraciones muestra su oposición a la probable renovación del acuerdo secreto Vaticano‒China, firmado hace dos años. En efecto, diplomáticos vaticanos se encuentran actualmente en conversaciones con representantes del Partido Comunista Chino (CCP) con ese objetivo.

La Santa Sede negó el pedido de una entrevista de Pompeo con el Papa Francisco. [2]

“Pompeo tiene razón, China viola los derechos humanos” [3]

Para el Padre Bernardo Cervellera, Director de Asia News: “Quienes no firman el acuerdo con el gobierno son expulsados”.

“Los testimonios que recibo de todas las provincias chinas lo confirman. Ya sea los católicos oficiales, como los subterráneos ‒no reconocidos por el gobierno‒ hablan de una situación sofocante.

“La expulsión de sacerdotes de sus parroquias es bastante frecuente y se aplica a todos los sacerdotes que rechazan la firma del documento sobre el reconocimiento de la así llamada iglesia independiente. Ese término, en el lenguaje comunista, significa que no depende del Vaticano, sino que depende del Partido. Por esto, quien no firma es expulsado”.

Una muestra de la demolición de las iglesias en China
La demolición masiva de iglesias por el régimen de Pekín

El Secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, ha decidido aprovechar su visita al Vaticano para convencer a su homólogo Monseñor Pietro Parolin que no renueven el acuerdo secreto con Pekín sobre el nombramiento de obispos firmado hace dos años.

El Padre Cervellera agrega:

“la multiplicación de conversiones y bautismos señala una creciente vitalidad religiosa. La tentativa de controlar el Catolicismo y las otras religiones evidencian el pánico del Partido. Ellos temen ser abandonados por una población que esta pronta a preferir la religión al comunismo”.

Crece oposición al acuerdo Vaticano-Pekín

En realidad, el acuerdo con el Vaticano transforma a los sacerdotes en funcionarios del Estado.

“Esto, desgraciadamente, es verdad. Lo confirman sacerdotes de la iglesia oficial, como de la Iglesia subterránea. Para que un sacerdote sea reconocido es necesario que acepte la supremacía del Partido; que contribuya al desarrollo del comunismo; que evite los contactos con extranjeros -incluso con los cristianos extranjeros-, que prohíba la entrada a la iglesia y a recibir educación religiosa a los menores de 18 años y, finalmente, que ejerza el ministerio solamente dentro de los muros de la parroquia. Suscribiendo esas reglas los sacerdotes acaban propugnando la política del gobierno. Se transforman de hecho en funcionarios del Estado”.

¿En qué quedan las enseñanzas de Pío XI, al condenar el nazismo? Este Papa estimuló al clero alemán a cumplir con su sagrado deber de pastores:

«El primer don de amor del sacerdote hacia su medio, el que se impone de manera más evidente, es el don de servir a la verdad, a la verdad entera, y desenmascarar y refutar el error, sea cual sea la forma, máscara o disfraz con que se presente» (Encíclica «Mit Brennender Sorge», de 14-3-1937).

Uno de los entusiastas de la distensión con el comunismo es Monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, canciller de la Pontificia Academia para las Ciencias, quien declaró a su regreso de China:

“En este momento, los que mejor realizan la doctrina social de la Iglesia son los chinos”.

O tempora o mores…


[1] https://www.firstthings.com/web-exclusives/2020/09/chinas-catholics-and-the-churchs-moral-witness

[2] https://www.swissinfo.ch/spa/el-papa-niega-audiencia-a-pompeo-tras-sus-comentarios-sobre-acuerdo-del-vaticano-con-china/46068614

[3] https://www.ilgiornale.it/news/politica/pompeo-ha-ragione-laccordo-cinese-1892393.html





Reciba nuestros artículos por email


    :

Después de inscribirse, recibirá un email. Confirme su suscripción




01/10/2020 | Por | Categoría: Crisis de la Iglesia
Tags: , , , , ,

Deje su comentario