Comparta

Por naturaleza, todos los hombres son en un sentido iguales, pero en otro son desiguales

Gran parte de la revolución cultural gira en torno a la división jerarquía–igualdad. Dada la profundidad de esta división, es crucial que entendamos claramente por qué la jerarquía y la desigualdad son buenas.

Todas las criaturas de Dios tienen lo que les corresponde de acuerdo a su propia naturaleza

“[Todos los hombres] son iguales porque son criaturas de Dios, dotados de cuerpo y alma, y redimidos por Jesucristo. Por lo tanto, por la dignidad común a todos, tienen el mismo derecho a todo lo que es propio de la condición humana: la vida, salud, trabajo, religión, familia, desarrollo intelectual, y así sucesivamente. Una organización cristiana justa económica y socialmente se basa por lo tanto en una característica fundamental de la verdadera igualdad.

“Pero, además de esa igualdad fundamental, hay desigualdades accidentales entre los hombres puestas por Dios: de virtud, de inteligencia, de salud, de capacidad de trabajo, y muchas otras. Cualquier estructura económica y social orgánica y viva tiene que estar en armonía con el orden natural de las cosas.

Por la dignidad común a todos, tienen el mismo derecho a todo lo que es propio de la condición humana: a la vida, a la salud, al trabajo, a la religión, a la familia, al desarrollo intelectual, y así sucesivamente. Esta desigualdad natural por lo tanto, debe reflejarse en que desde que tengan lo que es justo y merecido, los bien dotados por la naturaleza pueden, por su trabajo honesto y su economía, adquirir más.

“La igualdad y la desigualdad así se compensan y complementan mutuamente, en el desempeño de diversas y armónicas funciones en el ordenamiento de una sociedad justa y cristiana.

Pero, además de esa igualdad fundamental, hay desigualdades accidentales entre los hombres puestas por Dios: de la virtud …

“Esta norma constituye, por otra parte, una de las características más admirables del orden universal. Todas las criaturas de Dios tienen lo que les corresponde de acuerdo a su propia naturaleza, y en esto son tratados de acuerdo con la misma norma. Pero, más allá de esto, el Señor da muchísimo a algunos, mucho a otros, y aún a otros, finalmente, sólo lo que es adecuado.

… De inteligencia …

Estas desigualdades forman una inmensa jerarquía, en la que cada grado es como una nota musical que forma parte de una inmensa sinfonía que canta la gloria divina. Una sociedad y una economía totalmente igualitarias, por lo tanto, son antinaturales.

… De capacidad de trabajo …

“Desde esta perspectiva, las desigualdades representan una condición de buen orden general, por lo que redundará en beneficio de todo el cuerpo social, es decir, de los grandes, así como de los pequeños.

… De salud …

El igualitarismo trae consigo la masificación

“Esta escala jerárquica está en los planes de la Providencia como un medio para promover el progreso espiritual y material de la humanidad por el incentivo dado a los mejores y más capaces. El igualitarismo trae consigo la masificación, la inercia, el estancamiento y, por tanto, la decadencia, porque todo cuanto está vivo, si no avanza, se deteriora y muere.

“La parábola de los talentos se explica así (Mateo 25: 14-30). Dios da a cada uno en una medida diferente y exige de cada uno un fruto proporcional. ”

Plinio Corrêa de Oliveira, Nobility and Analogous Traditional Elites in the Allocutions of Pius XII: A Theme Illuminating American Social History (York, Penn.: The American Society for the Defense of Tradition, Family, and Property, 1993), Documents V, pp. 488-489.

Print Friendly
27/06/2015 | Por | Categoría: Política y valores
Tags: , , , , ,

Un comentario to “Por naturaleza, todos los hombres son en un sentido iguales, pero en otro son desiguales”

  1. German dice:

    El hombre es desigual por naturaleza.Nadie lo discute por el amor de Dios.Hay un plano de igualdad de naturaleza pero no todos somos iguales.Cada persona es irremplazable.Existe una naturaleza de igualdad entre todos los hombres , ya lo senalaban los estoicos como Seneca pero el cristianismo profundizo en la idea o en muchas cuestiones de la vida del catolico – cristiano.

Deje su comentario