Comparta

Tener padres divorciados aumenta en 66% posibilidades de divorcio

Argollas

Un estudio realizado en Australia que descarta que haya factores genéticos en este fenómeno.

Basado en el estudio de 2.000 gemelos, se llegó a la conclusión de que el factor principal que lleva a alguien al divorcio es la historia familiar.

Tradicionalmente se pensaba que la separación de los padres era uno de los elementos que más influyen en el divorcio de los hijos.

En los últimos años, el estudio del genoma humano ha llevado a querer encontrar las causas de todos los fenómenos humanos en los genes. Así, se ha pensado que los trastornos afectivos o la aversión al matrimonio serían consecuencia de un problema biológico.

Estudiando a gemelos

Científicos australianos hicieron un seguimiento de más de 2000 gemelos para determinar si había genes que pudiera ser determinantes o tener algún papel en el divorcio. Así descubrieron que la herencia biológica juega un papel menos importante que la historia familiar: ser hijo de padres divorciados aumenta hasta en un 66% la posibilidad de que una persona se separe.

El estudio, publicado en el número de agosto del Journal of Marriage and Family, indica que existe una tendencia de las personas a casarse con quienes han tenido similares experiencias. Es decir, los hijos de divorciados tienden a casarse con hijos de divorciados y a imitar el ejemplo de sus padres.

Es claro que se trata de una tendencia, de una propensión. No es una fatalidad: el libre arbitrio del hombre, ayudado poderosamente por las gracias sobrenaturales, puede vencer esta inclinación.

Queda aquí un elemento de reflexión para los padres sobre su responsabilidad en la felicidad o infelicidad de sus hijos y nietos.

Y, porque qué no decirlo, de los legisladores que facilitan la disolución de los matrimonios.

Print Friendly

Gravityscan Badge


05/03/2014 | Por | Categoría: Divorcio
Tags: , , ,

Deje su comentario