Comparta

Cristiandad: sacralidad del orden temporal

Print Friendly, PDF & Email
Sacralidad en las relaciones humanas

Las personas son modeladas por los principios vivos que impregnan los ambientes, las costumbres y las civilizaciones, más que por teorías estereotipadas o momificadas, producidas al margen de la realidad, en algún aislado gabinete de trabajo, o colocadas en el letargo de alguna empolvada biblioteca.

La mayor parte de los hombres vive casi toda su vida en la sociedad temporal.

Influencia de la sociedad sobre los individuos

Es en ella que, por disposición de la Divina Providencia, debemos santificarnos realizando el plan que Dios tiene para cada uno.

Siendo el hombre hecho para vivir dentro de ella, es en los pensamientos comunes de la vida temporal que su espíritu debería encontrar materia prima para elevarse a las cosas espirituales que le conduzcan a Dios.

Las personas son modeladas con mucha más frecuencia por los principios vivos que impregnan los ambientes, las costumbres y las civilizaciones, que por teorías estereotipadas o momificadas, producidas al margen de la realidad, en algún aislado gabinete de trabajo, o colocadas en el letargo de alguna empolvada biblioteca.

La reforma social más urgente: restaurar la familia

Es por ello que el ambiente existente en la sociedad temporal podrá facilitarle o dificultarle la práctica de la virtud y, por lo tanto, cumplir con la finalidad para la cual fue creado. Es importante pues saber cómo debe estar constituida esa sociedad para que sea realmente benéfica para el hombre.

Errores a evitar

En este estudio que les ofrecemos se enfrentan dos errores generados por la Revolución.

Por un lado, el materialismo según la cual el universo material y social existe sólo para satisfacer las necesidades básicas del cuerpo del hombre o exclusivamente para satisfacer sus caprichos arbitrarios y sensuales.

Por otro lado, en el extremo opuesto, la falsa piedad que confina la religiosidad a templos y sacristías, presentándola como una experiencia subjetiva, emocional o sensible. Según esta concepción de la piedad, con excepción de pocos elegidos, favorecidos por fenómenos místicos extraordinarios, la inmensa mayoría de los fieles debe vegetar mediocremente, en la gris banalidad de la existencia cotidiana.

Consecuencias de la aceptación de estos errores

Ambos extremos convergen en un grave error: la actividad social y terrena del hombre común debe restringirse a una vida sin horizontes ni trascendencia metafísica o sobrenatural.

Plinio Corrêa de Oliveira señala en este texto el verdadero equilibrio.

Para bajar gratuitamente este estudio rellene el siguiente formulario.

Recibirá en su correo electrónico un mensaje con el vínculo para bajarlo

Verificación

Script por Dagon Design




Reciba nuestros artículos por email


    :

Después de inscribirse, recibirá un email. Confirme su suscripción




30/09/2020 | Por | Categoría: Libros
Tags: , , ,

Deje su comentario