Comparta

La DC y los Kerenskys de siempre

Encontré casualmente una edición antigua del famoso libro “Frei, o Kerensky chileno” de Fabio Vidigal Xavier da Silveira. En su prefacio me llamó poderosamente la atención las descripción que hace –50 años atrás‒ de la mentalidad democratacristiana, lo que explica a fondo el papel nefasto de esa agrupación política en la historia chilena. Ella nació de centro-derecha y en la actualidad mal se distingue de la izquierda.

Esta lectura ayudará a nuestros lectores a entender al mismo tiempo la mentalidad de los llamados “moderados” o de “tercera posición”: ellos siempre han promovido o apoyado las iniciativas de la izquierda. El escándalo más reciente en ese sentido fue la aprobación de la ley del aborto gracias al apoyo de numerosos DC.

Transcribo a continuación una parte del prefacio a esa obra, escrito por Plinio Corrêa de Oliveira en 1967.

“En efecto, lo que va ocurriendo en Chile es arquetípico de lo que ocurre en otras partes del mundo. En cualquier país donde exista la DC, quien lee el presente trabajo exclamará de sí para sí, a cada paso de la lectura: ¡curioso, como todo esto se parece a la actuación del PDC de aquí!

“Es que la Democracia-Cristiana es por todas partes más o menos la misma. Sus bases son sanas pero políticamente ingenuas. Sus cúpulas son ambiguas, a primera vista. Constituidas habitualmente por elementos que van desde un centrismo conservador ‒pasando por todas las gamas intermedias‒ hasta un izquierdismo extremado, la influencia dominante en ellas jamás es de los derechistas o centristas, sino de los izquierdistas. Estos últimos acaban arrastrando siempre más hacia la izquierda ‒con renuencia mayor o menor de los demás elementos‒ a las cúpulas demo-cristianas, y con las cúpulas también a las bases.

“Por esta forma, tales cúpulas blasonando de anticomunistas en la mayor parte de sus miembros, sin embargo nada omiten para hacer más y más conforme a las tendencias o hasta a las doctrinas comunistas todo en lo que ponen las manos.

“Pregoneros de la concordia a todo precio, de ahí deducen la conveniencia de un entendimiento cordial e incluso una genuina cooperación con el marxismo. Pero, frente a los anticomunistas de verdad, la Democracia Cristiana olvida todo su pacifismo, y se transforma en un adversario iracundo, constante e irreductible. Y a la luz de todo esto, la ambigüedad de las cúpulas cesa de existir para el observador acusado, dando lugar al cuadro de una DC que otra cosa no es sino un dispositivo ideológico y político propio a arrastrar hacia la extrema izquierda a derechistas y, principalmente, a centristas incautos.

“Todo esto, el observador común no lo nota sino confusamente. Pero la conciencia de estos hechos se forma rápida en su mente, a lo largo de este reportaje escrito con tanta amenidad, y sobre todo tan bien pensado”.

Print Friendly, PDF & Email
27/10/2017 | Por | Categoría: Tendencias
Tags: , ,

2 Comentarios to “La DC y los Kerenskys de siempre”

  1. Jorge dice:

    No en vano, desde esa fuente, salieron las huestes izquierdista y marxistas de la Izquierda Cristiana; del MAPU y del MAPU obrero y campesino. Se incentivó la acción de los “Cristianos por el socialismo”, que dañaron hasta ahora tanto a la Iglesia.
    Al haber vivido en esa época no creo, en absoluto, en la DC actual y de siempre; salvo muy contadas excepciones.

  2. Maria de la Luz dice:

    La verdad más pura y cierta hasta el día de hoy

Deje su comentario