Comparta

Jesucristo no ha enseñado una igualdad quimérica ni el rechazo de la autoridad

Jesús y la mujer adúltera

“Si Jesús ha sido bueno con los extraviados y los pecadores, no ha sido para aceptar sus convicciones erróneas, por muy sinceras que fueran; El les ha amado a todos para instruirlos y para salvarlos. Si ha acogido a los que penan y sufren para aliviarlos, no ha sido para predicarles el deseo de una igualdad quimérica. Si ha levantado a los humildes, no fue para inspirarles el sentimiento de una dignidad independiente y rebelde a la obediencia”. San Pío X, Acta Apostolicae Sedis, vol. II, nr. 16, 31-8-1910, p. 611.

Print Friendly
30/01/2015 | Por | Categoría: Formación Católica
Tags: ,

Deje su comentario

*Escriba los caracteres