El ateísmo social conduce a la apostasía de los individuos | Acción Familia
Comparta

El ateísmo social conduce a la apostasía de los individuos

Siempre antiguo, siempre nuevo (Nova et vetera)

Cardenal Pie, obispo de Poitiers, un polemista lúcido y valiente

No faltan personas que tienen la sensación de que los problemas que enfrenta nuestra sociedad en el siglo XXI -con el enorme desarrollo de las tecnologías- son totalmente nuevos y que el pasado nada nos puede enseñar.

Sin embargo, si reflexionamos un poco percibimos que el hombre puede cambiar en sus aspectos superficiales, pero que en su esencia sigue siendo el mismo a lo largo de los siglos.

Es por eso que recurrimos a unas reflexiones del famoso polemista francés el Cardenal Pie (1815-1880) para esclarecer ciertos problemas de vuestra sociedad actual. El Cardenal, tuvo una gran influencia sobre los Papas Pío IX, León XIII y San Pío X.

Todos los días constatamos que nuestra sociedad se aleja a pasos agigantados de la influencia católica y que las leyes e instituciones se van tornando cada vez más hostiles a los principios que enseña la Iglesia. Un ejemplo: el proyecto de este gobierno de retirar  de las ceremonias todas las referencias religiosas. No tardaremos en ver que intenten prohibir los símbolos católicos en los lugares públicos, como ha ocurrido en varios países europeos, especialmente en Italia.

Veamos cuál es la enorme influencia que esas leyes tienen sobre los individuos.

Según Monseñor Pie, el gobierno que rechaza el derecho público cristiano coopera a la condenación de una multitud de almas. La afirmación sorprende. Sin embargo, ella no expresa sino la realidad.

“Decir que Jesucristo es el Dios de los individuos y de las familias, pero que no lo es de los pueblos y de las sociedades, equivale a decir que no es Dios. Decir que el cristianismo es la ley del hombre individual y no es la ley del hombre colectivo, equivale a decir que el cristianismo no es divino. Decir que la Iglesia es juez de la moral privada y que ella no tiene nada que ver en la moral pública y política, es decir que la Iglesia no es divina”.

¿Se puede probar en términos más claros que el ateísmo social conduce al ateísmo individual?

Pero, alguien podrá decir, el Estado laico no destruye la fe. El deja al creyente en libertad. Afirma solamente que él, gobierno, no reconoce oficialmente los derechos de Jesucristo y su Iglesia, y que se mantiene en lo que llaman “incompetencia” y “neutralidad”. [1]

La exclusión de la religión: “Ni Dios ni Señor”

“Digámoslo francamente, la Revolución no es tan encarnizada contra el sacerdote sino porque ella ha puesto la soberanía del hombre y del pueblo sobre la soberanía divina. De este dogma fundamental deriva todo lo que ella llama, con el nombre muy elástico, de principios modernos y es esa apoteosis de la humanidad que no le permite aceptar una autoridad ‒aunque sea sagrada y circunscrita a la esfera moral de la doctrina y de la conciencia‒ que tenga la pretensión de hablar al hombre desde arriba”. [2]

Papel de la educación estatal a-tea

Expulsión de los Cartujos de Francia. Bajo el pretexto de un Estado laico, Francia comenzó una verdadera persecución religiosa a comienzos del s. XX

“Desde que poseemos la libertad de conciencia -cita Monseñor Pie a una autoridad de su época- esta preciosa conquista de nuestra Revolución, dicen ellos, después de la abolición de una religión dominante, los principios de la sociedad no permiten que una religión pueda hoy dirigir la educación nacional”. [3]

Sin embargo ‒ comentamos nosotros‒ de modo creciente los Estados están invadiendo los derechos de los padres sobre sus hijos, al imponer la enseñanza de doctrinas como las de “género”. Así, el Estado va imponiendo una nueva “religión” a todos los pueblos.

En un próximo artículo veremos las desastrosas consecuencias que la exclusión de Dios de la sociedad produce en ella como un todo: tanto en las instituciones, como en las familias y en los individuos.


[1] “Es necesario desconocer totalmente las condiciones reales de la humanidad y querer cegarse voluntariamente sobre la situación moral y doctrinal de nuestro país para no ver hasta qué punto el vicio o solamente la carencia de las instituciones influye sobre todas las clases de la sociedad y pesa aún sobre los espíritus en apariencia más firmes y más independientes”. VII,102

[2] Instruction pastorale sur un devoir urgent de la génération actuelle envers le sacerdoce. (Cuaresma 1877).

[3] “La enseñanza filosófica, sobre todo si es dada en nombre del Estado y por profesores y escritores pagados por el Estado, debe conformarse a las leyes y a las doctrinas del Estado. Ahora, el principio fundamental de la sociedad moderna, la gran conquista de la Revolución, es la libertad de culto, la libertad de creencias. La enseñanza filosófica debe por lo tanto respetar la libertad individual de las inteligencias y para ello debe hacer abstracción de todas las religiones positivas y proclamar solamente los principios generales de la ley y de la moral naturales que son comunes a todas las religiones. Así lo exigen el respeto de las conciencias y el espíritu de nuestras instituciones”. Tomo III, 199

Print Friendly
03/11/2015 | Por | Categoría: Formación Católica
Tags: , , , , , ,

3 Comentarios to “El ateísmo social conduce a la apostasía de los individuos”

  1. María de la Luz Alvarez dice:

    Es una triste realidad lo que está ocurriendo no sólo en nuestro país sino en Europa. Desgraciadamente nosotros no somos capaces de crear algo nuevo y siempre estamos copiando lo que hacen otros países llamados “progresistas” y ni siquiera analizan las consecuencias de dichas políticas. El eliminar a Dios de la vida diaria, quitar a los padres su derecho a educar a los hijos, permitir la vida en parejas homosexuales y otros, nos están llevando al despeñadero. ¿Pero cuánta culpa tenemos nosotros? ¿Hemos gritado y vociferado para que esto no ocurra? Los que han dado su voto a representantes que hoy reprochan su conducta, ¿por qué no lo pensaron antes? Las personas no cambian, seguirán dichos diputados y senadores en el mismo camino que siempre tenían señalado y que muchos ingenuos creyeron que serían distintos. Ya está bueno que abran los ojos y despierten la mente.

  2. Armando Pérez dice:

    Este artículo es la realidad que estamos viviendo en Chile al punto en que el actual gobierno y la coalición Nueva Mayoría se han constituido como anti cristianos, pues con sus leyes, proyectos de leyes y prácticas perversas, se han posicionado como unos “anti cristos”.
    El prefijo “anti”, significa “en contra de ” y/o “en lugar de”. De tal modo que este sistema ateo, pos modernista, está en contra de DIOS y están tomando el lugar de DIOS al proyectar, promover y legislar en forma inmoral y pervertida.
    Cuando los verdaderos cristianos y los que “gimen”, han “gemido” y “gemirán”, se den cuenta de esto, no les apoyarán con los votos en las urnas. (El shemitah está alcanzando la economía en las mineras cupríferas con despidos masivos de trabajadores).
    DIOS es el único que tiene derecho de dar vida y muerte a los seres humanos. Ellos promueven el aborto y la eutanasia.
    DIOS delega en los padres la autoridad en la crianza de los humanos. Ellos le quitan la autoridad a los padres, como en la distribución de la Píldora del Día Después, y el libro Nicolás tiene dos Papás y en la adopción de niños a parejas homo parentales y…
    DIOS repudia la hechicería y drogadicción. Ellos quieren permitir el auto cultivo de la marihuana.
    DIOS creó la familia entre un hombre y su mujer y sus hijos, sean biológicos o adoptivos. Ellos promueven el matrimonio igualitario.
    CRISTIANO: PREPÁRATE PARA GOBERNAR, SACANDO A ESTOS PARLAMENTARIOS Y REVIRTIENDO TODAS LAS LEYES Y PRÁCTICAS PERVERSAS.
    ¡Mientras más pronto, mejor!

  3. Fernando Represas dice:

    Totalmente de acuerdo con la tesis del Eminente Cardenal. El problema actual es en todos los países Iberoamericanos que conozco, cada uno con sus características propias, pero en el fondo lo mismo. Cordiales saludos.

Deje su comentario