Comparta

Verde, el nuevo color del comunismo

El ecologismo radical pretende realizar una revolución mundial que cambie totalmente nuestro modo de vida. Si bien es cierto que este modo de vida tiene aspectos profundamente marcados por un hedonismo materialista, aún conserva restos de lo que fue la civilización cristiana. Pero lo que se pretende no es corregir lo que está mal, sino caminar hacia un no-consumismo radical, es decir, un miserabilismo comunista.

Trascribimos algunas noticias que ponen en tela de juicio las teorías ecologistas.

El ex Ministro socialista francés Claude Allègre ha denunciado los objetivos totalitarios de la “revolución verde”, en su best-seller “La impostura climática” (L’imposture climatique). El autor se pregunta:

“¿A qué corresponde la fuerte ascensión, a través del mundo, de los movimientos ecologistas?”.

Y responde: “Después del hundimiento del marxismo y del retroceso de las religiones, ellos llenan, hasta el cansancio, el vacío ideológico.

“Por su parte, algunos tecnócratas de la ONU se aprovechan de ese vacío y no dudan en manipular tanto a la opinión mundial, como a los jefes de Estado… con éxito”.

Religión ambientalista sustituye comunismo decrépito.

Fue inventada una nueva religión: el ambientalismo” – afirmó Ian Plimer en el “Independent Weekly”, semanario australiano. Para él, esta pseudo-religión llena el vacío creado por la crisis del socialismo: “Es una religión fundamentalista, que practica el culto de la naturaleza. Tiene sus sumos sacerdotes, como Al Gore, y sus libros santos, como los informes del IPCC (Grupo intergubernamental sobre el cambio climático). Como suele suceder con muchos adeptos religiosos, pocos de ellos leyeron íntegramente alguna vez lo que dicen esos libros sagrados. Ella (la religión del ambientalismo) seduce, anunciando calamidades apocalípticas si no cambiamos de actitud. Su credo es repetido incesantemente, y un nuevo lenguaje fue inventado. La lógica y los datos que contradicen o provocan dudas, son silenciados. Y los heréticos son destruidos con métodos inquisitoriales”.

Académicos piden retirar Oscar a Al Gore.

Dos miembros de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood pidieron que se retire el premio Oscar concedido por el documental Una verdad inconveniente (2007), de Al Gore. Roger L. Simon y Leonel Chetwynd. Ellos sintieron que existe un clima favorable para desafiar a Hollywood, después de la revelación de fraudes científicos en la Universidad de East Anglia (Inglaterra) destinados a probar la tesis del “calentamiento global de origen humano“. Para los académicos, la película está fundamentada en errores sobre el clima.

El documental fue prohibido en las escuelas por la Corte Suprema de Inglaterra, porque contiene por lo menos 11 errores graves que perjudican a los alumnos.

Print Friendly

Gravityscan Badge


05/04/2010 | Por | Categoría: Decadencia Occidente
Tags: , ,

Deje su comentario