Comparta

Quien busque la felicidad en la agitación será infeliz

Print Friendly, PDF & Email
Millet quiere representar la castidad de la vida campesina
El Angelus de Millet

Al pensar en esta escena, no nos parece que es un verdadero infeliz el individuo intoxicado por la idea que la felicidad se encuentra en la agitación?

Lo que Millet quiso expresar en el cuadro del Angelus, de una manera romántica, es la felicidad sin placer.

Es la tranquilidad inmensa del campo, del trabajo que terminó, de la campana de la iglesia cercana que tintinea llamando al rezo del Ángelus; de la pareja que está rezando, en la castidad de la vida campesina, con sus zuecos, en traje de labor y con los instrumentos de trabajo; y que, en la tranquilidad del campo, regresará a casa para cenar.

Allí descansará; sentirá el aroma de la comida que está siendo preparada que comienza a extenderse por la casa.

La felicidad de situación

El multiforme juego de las llamas en la chimenea y el humo que sube, le servirán de entretenimiento y de reposo.

La alegría en el afecto materno
Es la alegría tranquila, la felicidad de las situaciones.

A lo lejos se oye el mugido de algún animal, y en la habitación vecina, un niño realiza sus últimas piruetas antes de irse a dormir. Llega la noche y mientras la inseguridad nocturna domina a su alrededor, se disfruta de aquella seguridad que dan los gruesos muros de la casa. Es la alegría tranquila, la felicidad de las situaciones.

¿No es verdad que todos ganaríamos mucho inhalando esta felicidad?

Al pensar en esta escena, no nos parece que es un verdadero infeliz el individuo intoxicado por la idea que la felicidad se encuentra en la agitación? A mí me parece que sí.





Reciba nuestros artículos por email


    :

Después de inscribirse, recibirá un email. Confirme su suscripción




24/10/2020 | Por | Categoría: Ambientes Costumbres
Tags: , , , , , ,

2 Comentarios to “Quien busque la felicidad en la agitación será infeliz”

  1. Alberto Aprea dice:

    El sólo mirar esa foto, cómo que, la felicidad de esa niña, con su madre leyéndole una historia, expresa y contagia una felicidad verdadera por ser calma y sin agitación. Además, pone en el alma el deseo de que el mundo todo, volviese sobre sus paso para recuperar esa felicidad perdida por los pecados y maldades de los hombres que renunciaron, implícita ó explícitamente, a adorar a Dios como creador del Orden del Universo dentro del cuál, existen todas las felicidades posibles.

  2. Alberto Carrillo dice:

    Bonito Artículo y hermosas imágenes.
    La agitación tampoco es la situación propicia para que Dios se manifieste. Jesús buscaba la soledad y el silencio para orar con su Padre. El bullicio no favorece el silencio interior tan necesario para escuchar a Dios.

Deje su comentario