Comparta

Perfume moral de la Iglesia Católica y la furia anticatólica de Lutero

Print Friendly, PDF & Email

La Pseudo Reforma protestante irrumpió después, inflada del orgullo de un monje apóstata, que lanzó a la humanidad en el camino de la perdición. Y la furia anticatólica de Lutero, que engendró el rencor ateo y anticristiano de Voltaire.

Lutero y otros heresiarcas
Lutero (centro) traduce la Biblia con otros heresiarcas

Si exponemos a la acción del aire un frasco de perfume, éste se evaporará dentro de algún tiempo. Y, mucho tiempo después de que se haya evaporado completamente, la sala continuará impregnada por la suavidad de su aroma. Al cabo de algún tiempo, el propio olor habrá desaparecido y del delicioso perfume sólo quedará un recuerdo.

Después de que la victoria de los cristianos abrió para la humanidad el frasco de esencias morales preciosísimas que es la Iglesia Católica, el buen olor de las virtudes evangélicas comenzó a esparcirse día a día por el mundo, venciendo el mal olor acre de la barbarie franca o germánica, y las exhalaciones insalubres de la civilización romana, ya entonces en franca descomposición. Y el bálsamo de la sabiduría evangélica, fundiendo razas, levantando naciones, fue la savia fecundísima que alimentó e hizo crecer una nueva y magnífica civilización.

La Pseudo Reforma protestante irrumpió después, inflada del orgullo de un monje apóstata, que lanzó a la humanidad en el camino de la perdición. Y la furia anticatólica de Lutero, que engendró el rencor ateo y anticristiano de Voltaire, le unió a éste para impedir que la Iglesia continuara a exhalar sobre el mundo, con la profusión de otrora, el mismo perfume moral Salvador, del cual Ella es la fuente inagotable.

Sin embargo, durante muchos años el buen olor evangélico continuó embalsamando parcialmente el mundo paganizado, “como el florero que conserva por algún tiempo el perfume de las flores que fueron retiradas”.

Poco a podo, sin embargo, el perfume se fue diluyendo completamente, cediendo lugar a la fermentación creciente de las pasiones malsanas, suscitadas por las herejías que el mundo no supo y no quiso dominar.

Plinio Corrêa de Oliveira

Extractos de artículo de “O Legionario”, 10/05/1931





Reciba nuestros artículos por email


    :

Después de inscribirse, recibirá una email. Confirme su suscripción




11/05/2020 | Por | Categoría: Formación Católica
Tags: , , ,

2 Comentarios to “Perfume moral de la Iglesia Católica y la furia anticatólica de Lutero”

  1. Creo que esa idea “que también ahí actúa Cristo y por tanto también está la salvación” no es verdadera. Nuestro Señor fundó UNA Iglesia, que es la Católica, Apostólica y romana. Dios llama a todos los hombres, incluso a los paganos, para que entren en Su Iglesia. La expresión Extra Ecclesiam nulla salus significa: “Fuera de la Iglesia no hay salvación”. … ​ Es un dogma de la Iglesia católica, definido en la forma “es absolutamente necesario para la salvación de toda criatura humana que esté sujeta al Romano Pontífice” (bula Unam Sanctam del Papa Bonifacio VIII, año 1302). Puede ver más sobre esto aquí

  2. Alberto Carrillo Muñoz dice:

    El mundo protestante me provoca sentimientos encontrados. Por un parte, creo que efectivamente el protestantismo causó más daño que bien a la humanidad, su doctrina incita al pecado. Y por otro lado, la misma Iglesia me habla del ecumenismo, el cual sólo se puede dar entre iglesias cristianas, y formalmente la Iglesia considera a los protestantes como nuestros hermanos separados y no duda que también ahí actúa Cristo y por tanto también está la salvación.
    En lo personal no me gustan los evangélicos, en Chile hay más de 5.000 denominaciones (para todos los gustos), muchas de ellas antagónicas entre sí. Difícilmente puede haber ecumenismo con iglesias evangélicas de barrio.
    Creo que humanamente no podemos hacer mucho, sólo orar para que sea el mismo Cristo quien actúe, porque para El nada es imposible.

Deje su comentario