Comparta

Las obligaciones de los esposos según San Pedro

Print Friendly, PDF & Email
San Pedro predicando, Capilla Brancacci, Florencia

En estos tiempos de feminismos agresivos y de subversión en la familia, conviene recordar el ideal cristiano de armonía en el matrimonio. Quien habla es el propio San Pedro.

“Igualmente, vosotras, mujeres, sed sumisas a vuestros maridos para que, si incluso algunos no creen en la Palabra, sean ganados no por las palabras sino por la conducta de sus mujeres, al considerar vuestra conducta casta y respetuosa.

“Que vuestro adorno no esté en el exterior, en peinados, joyas y modas,sino en lo oculto del corazón, en la incorruptibilidad de un alma dulce y serena: esto es precioso ante Dios.

“Así se adornaban en otro tiempo las santas mujeres que esperaban en Dios, siendo sumisas a sus maridos; así obedeció Sara a Abraham, llamándole “Señor”. De ella os hacéis hijas cuando obráis bien, sin tener ningún temor.

“De igual manera vosotros, maridos, en la vida común sed comprensivos con la mujer que es un ser más frágil, tributándoles honor como coherederas que son también de la gracia de Vida, para que vuestras oraciones no encuentren obstáculo”.

San Pedro, I Epistola, 3, 1-7

La familia tradicional proporciona amparo y unión. El divorcio genera soledad y abandono





Reciba nuestros artículos por email


    :

Después de inscribirse, recibirá un email. Confirme su suscripción




24/04/2020 | Por | Categoría: Formación Católica
Tags: , , ,

Un comentario to “Las obligaciones de los esposos según San Pedro”

  1. Alberto Carrillo Muñoz dice:

    Creo que San Pedro nos enseña que el amor conyugal debe ser recíproco, mutuo; los esposos están llamados a compartir el mismo destino, coherederos de la gracia.
    Digo esto porque la palabra “sumisión” puede parecernos un poco machista si las juzgamos con un criterio “moderno”. La sumisión supone un esposo que comprende y honra a su esposa; es un verdadero sacerdote, que ha consagrado su vida a Dios y a su Familia.
    Pidamos a Dios por la Familia, para que la proteja y la fortalezca.

Deje su comentario