La inspiración del Espíritu Santo y los panes de Navidad

La Civilización cristiana inspiró maravillas en el pensamiento, el arte y también en la culinaria. El pan de Navidad es uno de sus dulces frutos.