Comparta

Es el momento de ir a rezar por los difuntos y de meditar unos instantes

 

Los fieles salen de la iglesia.

Los tocados blancos de estas mujeres de Bretaña contrastan con el apagado color de sus vestidos. El sol dominical baña los muros de la iglesia, rodeada por el pequeño cementerio. Las cruces se elevan en medio de abundantes flores que surgen entre las tumbas.

Es el momento de ir a rezar por los difuntos y de meditar unos instantes. La piedad familiar se junta a la resignación tranquila frente a nuestra condición humana y ayuda a esperar con confianza la vida eterna, fin de nuestra vida sobre la tierra.

Print Friendly, PDF & Email
02/11/2018 | Por | Categoría: Fiestas religiosas
Tags: , , , , ,

Deje su comentario