Un mundo sin niños: la “espiral de la muerte demográfica”

Un mundo que abandona la ley natural y la moral, enloquece. Se venden muñecas no para niñas sino para mujeres adultas que no han tenido hijos o los han abortado.