Comparta

El centro de la lucha se desplazó al seno de la Iglesia

Al releer la obra magistral de Plinio Corrêa de Oliveira “Revolución y Contra‒Revolución” tuve la sorpresa de ver que, ya en 1976, el autor constataba que la lucha entre la Contra‒Revolución y la Revolución se había desplazado de la sociedad temporal al seno de la Iglesia.

Lea esta obra para comprender los acontecimientos contemporáneos (Bajar el PDF gratuito)

Así describe esta evolución, en sus comentarios de actualización de “Revolución y Contra‒Revolución”, en 1976:

  1. La Iglesia, moderno centro de embate entre la Revolución y la Contra-Revolución [1]

“En 1959, fecha en que escribimos Revolución y Contra-Revolución, la Iglesia era tenida como la gran fuerza espiritual contra la expansión mundial de la secta comunista. En 1976, incontables eclesiásticos, inclusive obispos, figuran como cómplices por omisión, colaboradores y hasta propulsores de la III Revolución (el comunismo). El progresismo, instalado en casi todas partes, va convirtiendo en leña fácilmente incendiable por el comunismo el bosque otrora reverdeciente de la Iglesia Católica.

“En una palabra, el alcance de esta transformación es tal que no dudamos en afirmar que el centro, el punto más sensible y más verdaderamente decisivo de la lucha entre la Revolución y la Contra-Revolución se desplazó de la sociedad temporal a la espiritual y pasó a ser la Santa Iglesia, en la cual se enfrentan, de un lado, progresistas, cripto-comunistas y pro-comunistas, y de otro, anti-progresistas y anti-comunistas”.


[1] “Revolución y Contra‒Revolución”, Parte III, nº 4 ‒ La ofensiva psicológica de la III Revolución en la Iglesia

Print Friendly, PDF & Email
20/10/2018 | Por | Categoría: Crisis de la Iglesia
Tags: , , , , , ,

Deje su comentario