Quien no se encoleriza cuando lo exige la razón, peca | Acción Familia
Comparta

Quien no se encoleriza cuando lo exige la razón, peca

Verdades Olvidadas

Sólo aquel que se encoleriza sin motivo se hace culpable; quien se encoleriza por un motivo justo no tiene culpa alguna. Pues, si se faltase a la ira, el conocimiento de Dios no progresaría, los juicios no tendrían consistencia y los crímenes no serian reprimidos. Más aún: aquel que no se encoleriza cuando la razón lo exige, comete un pecado grave; pues la paciencia no regulada por la razón propaga los vicios, favorece las negligencias y lleva hacia el mal, no solamente a los malos sino sobre todo a los buenos. (Hom. XI, in Math.).

San Juan Crisóstomo

Expulsión de los mercaderes del Templo – Giotto di Bondone

La ira puede tomarse en dos sentidos. Primero como simple movimiento de la voluntad por la cual alguien impone una sanción movido por la razón recta, sin pasión alguna; y en este caso sin duda es pecado no tenerla. En esta forma la entendió el Crisóstomo cuando dijo:

“La ira que tiene causa no es ira sino juicio. Hablando con propiedad, ira es una conmoción de la pasión, y, cuando nos airamos por causa justa, no obramos por pasión. Se trata de un acto de juicio, no de ira”.

“En el segundo sentido, la ira se toma como un movimiento del apetito sensitivo agitado por la pasión con excitación corporal. Este movimiento sigue necesariamente, en el hombre, al movimiento anterior de la voluntad, ya que naturalmente el apetito inferior sigue al movimiento del apetito superior si un obstáculo no lo impide (a menos que haya un obstáculo). Es, pues, imposible que deje de existir todo movimiento de ira en el apetito sensitivo, a no ser, por sustracción o debilitamiento del movimiento de la voluntad. Por lo tanto la ausencia de esta pasión puede ser un vicio, lo mismo que la ausencia del movimiento de la voluntad en orden a imponer la sanción debida (en justicia) por el juicio de la razón”.

Santo Tomás de Aquino, (Sum. Theol. II, IIae, q158, art. 8).

Print Friendly
22/05/2016 | Por | Categoría: Verdades Olvidadas
Tags: ,

3 Comentarios to “Quien no se encoleriza cuando lo exige la razón, peca”

  1. María de la Luz Alvarez dice:

    La ira entendida así, como reacción ante algo que se debe esclarecer y evitar, es la misma ira que sintió el Señor en el Templo. Quizás nosotros no reaccionamos así ante muchas conductas que no deberíamos tolerar y callamos cuando deberíamos enfurecernos y dar los argumentos de peso. Hay que pedir mucha ayuda a Dios para que nos ilumine en esos momentos.

  2. lucia fritz dice:

    Excelente reflexción

  3. Fernando Represas dice:

    Gracias por ilustrarme en la opinión de tan grande Santo de la Santa Madre Iglesia Católica. Lógico y cierto es su raciocinio, mismo que es atacado de manera permanente, principalmente en la época que vivimos, por el relativismo y el desorden. Cordiales saludos.

Deje su comentario