Comparta

Verde, nuevo color del comunismo

Leonardo Boff pide reinterpretar cristianismo para salvar a la ‘crucificada’ Madre Tierra

Los Teólogos de la Liberación se reciclan en ecologistas. El estruendoso derrumbe del sistema comunista produjo un desprestigio de la Teología de la Liberación. Ésta se recicló: Verde es ahora el nuevo nombre del comunismo. Es interesante constatar el cuño netamente religioso ‒panteísta, es claro‒ que se quiere dar a la ecología.

Leonardo Boff, considerado uno de los principales propulsores de la teología de la liberación (TL), pidió reinterpretar el cristianismo para ayudar a la “Madre Tierra” que “está crucificada y es tarea nuestra bajarla de allí, como lo hemos hecho durante décadas con los pobres”.

Boff, quien hace algunos años abandonó el sacerdocio, se casó, y se alejó de la Iglesia Católica para convertirse en lo que él llama un “ecoteólogo de matriz católica” dedicado a escribir libros de ecología y cocina, aseguró que “el grito de la tierra es el grito de los pobres y el grito de los pobres es el grito de la tierra, nuestra Madre Tierra”.

En el marco del Congreso Continental de Teología, que se realizó en Brasil del 7 al 11 de octubre con la intención de equiparar el Concilio Vaticano II con la teología de la liberación, Leonardo Boff aseguró que la “marca registrada” de la TL es “la opción por los pobres, contra la miseria y la opresión”. “Dentro de esa opción por los pobres hay que meter al gran pobre que es la Madre Tierra, que es Pachamama, es la Magna Mater, es la Tonantzin, es la Gaia, es el gran pobre devastado y oprimido”, aseguró.

Para Boff, “este organismo que llamamos tierra y del que somos parte” puede, en cualquier momento, “expulsarnos como si fuéramos células cancerígenas”.

Según el “ecoteólogo”, la “Madre Tierra” estaría preparando un nuevo ser capaz de “soportar el espíritu”, que no sería otro que un calamar gigante.

Citando a otro conocido promotor de la teología marxista de la liberación, sancionado por la Congregación para la Doctrina de la Fe, Jon Sobrino, Leonardo Boff subrayó que “la tierra esta crucificada, hay que bajarla de la Cruz, hay que resucitarla y eso es la tarea de una eco-teología de la liberación”.

“La teología de la liberación nació escuchando y explicando el grito de los pobres, pero no solo los pobres gritan, gritan las aguas, gritan los árboles, gritan los animales, gritan los vientos, la tierra grita”, dijo. Según Boff, “el universo es autoconciente, tiene propósito”, y la Tierra “ha comenzado a pensar, sentir y amar”.

El ex franciscano dijo que a Dios Trinitario debe entenderse como “la gran energía funda-mental”, y que trinidad significa “comunión y relaciones inclusivas de todos con todos”.

Boff pidió que se revise el concepto de Revelación, afirmando que se dieron muchas manifestaciones de Dios en la historia, por lo que debe dejarse de buscar “hacer cristianos a los otros”. “Dios llega siempre antes de los misioneros y siempre actúa antes que los misioneros”, señaló.

Para el defensor de la TL, el cristianismo, más allá de los “márgenes estrechos del catolicismo actual”, podrá sobrevivir si se reformula y entra en armonía con la “Madre Tierra”.

Entre los participantes en el evento también se encontraron el sacerdote peruano Gustavo Gutiérrez, considerando el padre de la teología de la liberación, Jon Sobrino, y el Obispo de Jales (Brasil), Luiz Demétrio Valentini.

Fuente: ACI

Print Friendly, PDF & Email
15/11/2012 | Por | Categoría: Tendencias
Tags: , ,

Deje su comentario