El despertar de la opinión pública | Acción Familia
Comparta

El despertar de la opinión pública

Manifestación contra las FARC en Colombia

La tendencia general hacia posiciones de derecha constituye una ola misteriosa que está barriendo al mundo. Ella acaba de manifestarse de forma estrepitosa en Colombia.

Millones de manifestantes salieron a las calles de Bogotá y de otras ciudades de Colombia para condenar a las FARC, guerrilla de extrema izquierda. Los carteles diciendo “no más FARC“, “no No a las FARCmás muertes”, “no más secuestros”, “no más mentiras”, proliferaban en la colosal manifestación.

Un fenómeno nuevo.

En la historia de Colombia, no se encuentra ningún precedente de una manifestación de este porte. Difícilmente se podrá encontrar en otro país. Y lo que impresiona no es sólo el tamaño si no el tipo de gente que participó. Se trata de un público que en su mayoría no milita en partidos políticos pero que quiere manifestar públicamente su condena a la violencia izquierdista. Una gran parte de ellos, era gente joven. Se tratara de un despertar de la opinión pública como un todo. El joven ingeniero que organizó la marcha declaró: “Hemos derrotado la indiferencia y el miedo“.

El carácter religioso de marcha contra FARC

Según el diario “El Tiempo”, de Bogotá, se trata de una marcha que pasará a la historia. Un fenómeno que desconcierta: “Los políticos y sociólogos, acostumbrados los primeros a generar movimientos de masas y los segundos a estudiar estos fenómenos, apenas empiezan a digerirlo”.

La globalización del repudio

Los colombianos inauguraron una nueva era de la protesta social en el mundo. La globalización del repudio.

El llamado contra las Farc llegó a 193 ciudades de Colombia y del mundo. Y fueron millones de colombianos los que salieron a marchar.

Desde pequeños grupos como el de Irak (3 personas), con un cartel artesanal en español que decía: “Soy Julio, vivo en el Kurdistan irakí. Desde aquí, paz para Colombia, fin para las Farc”; el del desierto del Sahara (en Argelia, de 5 personas), con una pequeña pancarta que reza: “No más Farc, rompamos esas cadenas“; o los millones que desbordaron las vías y las plazas de la capital colombiana (la más grande de todos los tiempos), con todo tipo de condenas a esta organización alzada en armas desde hace casi 50 años.

Para el diario parisiense Le Monde, ese grito que resonó por todo el mundo ocurrió en un país poco propenso a las acciones colectivas. Lo que torna aún más impresionante la marcha.

Después de esta categórica manifestación, la aceptación internacional de las FARC promovida por tantos celosos defensores de los “derechos humanos” se tornará mucho más difícil.

Print Friendly
12/02/2008 | Por | Categoría: Tendencias

Deje su comentario