Comparta

Fundamentalistas católicos ahora reclaman ante Cardenal por “Reality show” y “Los Prisioneros”

Zona Impacto comenta carta de Acción Familia al Cardenal sobre Reality Show

Crónica  
Edición Nº 111, del 10 al 16 de marzo de 2003 
El movimiento fundamentalista católico “Acción Familia” nuevamente ha difundido uno de sus nuevos intentos por imponer en la sociedad una conducta intolerante e integrista.
Anteriormente, esta organización de fanáticos católicos ha distribuido profusamente en la red documentos rechazando el divorcio, el uso del condón y todas aquellos comportamientos que involucren el pleno ejercicio de las libertades individuales, evidenciando su ánimo de imponer a toda la comunidad sus arcaicas concepciones religiosas que se niegan a progresismo valórico.

Recurren al Cardenal
Esta vez, hicieron llegar a miles de suscriptores de correos Cardenalelectrónicos, una carta dirigida al Cardenal Francisco Javier Errázuriz, reclamando contra las emisiones del Canal 13 de la Universidad Católica de Chile.

La nota, dirigida al prelado el pasado 28 febrero y difundida la semana reciente a través de la Red, informa que “la asociación de laicos católicos ˜Acción Familia” entregó en una carta pública al Cardenal Errázuriz manifestando el desconcierto de incontables católicos chilenos por los recientes programas del Canal TV-UC, tales como ˜Protagonistas de la Fama” y la difusión de las groserías y ataques a la Iglesia de Los Prisioneros durante el último Festival de Viña del Mar”.

“Acción Familia” afirma que “esos programas bajo el pretexto de retratar la realidad, lo que en verdad hacen es proyectar una serie de escenas prosaicas y pecaminosas con el fin de hacer creer que así debe ser la vida humana cotidiana”.

¿Nueva orientación de Canal 13?
A continuación, la nota de los fieles católicos sostiene que “esos programas han sido vistos como los primeros pasos de una nueva orientación del Canal 13, de una índole que sería previsible en otras emisoras televisivas, pero que es chocante que se manifieste precisamente en la que es propiedad de la Universidad Católica.

””Acción Familia” pregunta si tales programas cumplen con la misión comunicacional de ˜evangelizar la cultura” definida hace tres años por el rector de la UC, Dr. Pedro Rosso, y agrega que no se puede entender el silencio y la omisión de las mismas autoridades ante estos hechos que traumatizan las conciencias de muchos fieles y corrompen las de tantos otros”.

La carta sostiene que “este problema de conciencia se hace especialmente grave en las actuales circunstancias por las que atraviesa el País. Como V. Emcia. sabe, hay una ofensiva para demoler las instituciones que preservan nuestras más sanas tradiciones cristianas y protegen la moralidad de las costumbres, especialmente la Familia monogámica e indisoluble. Para realizar tal demolición, sus agentes alegan que se debe adecuar la legislación a las actuales conductas de los chilenos, los cuales “entre otras cosas” ya no soportarían la indisolubilidad del vínculo matrimonial.”

Valores morales católicos
La nota de prensa dando a conocer los contenidos de la carta al Cardenal, evidencia que “Acción Católica” se atribuye autoridad para cautelar que la ciudadanía reciba sólo mensajes enmarcados en la moralidad fundamentalista católica a través de la UC-TV, los que “entre otros principios- consideran que la castidad debiera ser virtud de todos los televidentes:

La entidad considera”según la nota- que “corresponde a los católicos y de modo especial a sus medios de comunicación, como es el canal de TV-UC, reforzar los valores morales que se oponen a esa degradación, como son las virtudes de la castidad y de la fidelidad conyugal. Sin embargo, el Director Ejecutivo del Canal católico asumió la actitud contraria, tratando de justificar la proyección de los referidos programas.

”Los hechos mencionados, que no constituyen una excepción, sino sólo los puntos auge más recientes dentro de la programación del Canal, son demasiado graves como para pasar inadvertidos a las autoridades eclesiásticas, pues lo que sugieren es que los católicos ya no deberían aspirar a que su Fe conquiste y oriente al mundo, sino simplemente que tienen que dejarse arrastrar por él”.

La entidad de laicos católicos “Acción Familia” concluye que, “el silencio de V. Emcia., como Gran Canciller de la Universidad, a ese respecto parecerá a muchos fieles católicos como un beneplácito suyo a la nueva línea que estos hechos denotan, de modo que filialmente pedimos su intervención”.

La nota enviada al cardenal Errázuriz está firmada por los directores de Acción Familia Luis Montes Bezanilla y Juan Antonio Montes Varas.

Print Friendly
16/03/2003 | Por | Categoría: Televisión

Deje su comentario