Comparta

Episodios de una polémica sobre el “reality show” de Canal 13

Ballero

¿Realidad o esquizofrenia?

“La Catalina es una chica que tiene principios y valores muy sólidos. Hasta es virgen. Yo no me imaginé nunca que se podían producir esas escenas, esos contactos que no sé si se podrían llamar de tipo sexual. Ni siquiera pololea fuera, cómo iba imaginar que iba a pololear dentro Ella nunca pololeó, nunca salió, nada. Cómo podía imaginar siquiera eso. Eso no tiene que ver con la situación del

reality. Tiene que ver con ella”. 
 (Declaraciones de “Katty Zárate, mamá de Catalina. Han Hecho trizas a los niños”, Revista El Sábado de “El Mercurio”, 28 de Febrero de 2003).

“El otro día fui a mi casa en Viña. Y por primera vez, de nuevo me sentí común y corriente. Como el tipo que siempre he sido. Abrí los diarios y ví a un tipo con visos, con una parada con las manos, con la ceja cortada, como fotogénico y dije, ¿quién es este compadre? Es casi una esquizofrenia” (“Entrevista en bruto con Alvaro Ballero”, revista El Sábado, 25 de Abril de 2003).

Estas declaraciones de la madre de una de las participantes del programa “Protagonistas de la Fama” y la de Alvaro Ballero, quien finalizó como triunfador de la serie, muestran que lo exhibido en el “reality show” no refleja la vida real de sus protagonistas. Se promovió una imagen estereotipada y tendenciosa del joven de hoy, que los autores del programa quieren poner en vigencia.

Así, surge un problema: ¿Cómo entender que el Canal católico proyecte una imagen de una juventud grosera, vacía de pensamiento, que protagoniza escenas reñidas con la moral, conviviendo de modo soez y compitiendo de manera desleal, sabiendo que ésa no es la realidad común?

Carta de Acción Familia al Cardenal Errázuriz

Y dado que el Canal 13 pertenece a la Pontificia Universidad Católica, ¿aprueban sus autoridades, a cuya cabeza está el Cardenal Arzobispo de Santiago, tales programas y esas actitudes claramente contrarias a la moral católica?

Movida por estas graves cuestiones de conciencia, Acción Familia dirigió una carta al Cardenal, el 28 de febrero pasado, expresándole: “corresponde a los católicos y de modo especial a sus medios de comunicación, como es el canal de TV-UC, reforzar los valores morales que se oponen a esa degradación, como son las virtudes de la castidad y de la fidelidad conyugal. Sin embargo, el Director Ejecutivo del Canal católico asumió la actitud contraria, tratando de justificar la proyección de los referidos programas al decir que: ˜La decisión de seguir emitiendo no se inscribe en una realidad de puro rating. Es más bien el intento de Canal 13 de ejercitar un acercamiento a la realidad del Chile de hoy. Ése es nuestro compromiso y lo respetamos” (cfr. “El Mercurio”, 24 de febrero de 2003)”.

La carta agregaba: “el Canal de la Universidad Católica, en vez de promover las virtudes morales y el cumplimiento del Decálogo, se ˜compromete”, no sólo con el rating -o sea, con la recaudación de dinero- sino sobre todo con acercarse ˜a la realidad del Chile de hoy”. Y para cumplir ese ˜compromiso” se dispone a proyectar durante un mes seguido todo tipo de escenas degradantes de infidelidad”.

Por fin, la misiva pedía una intervención del Purpurado: “Una actitud correctiva de V. Emcia. es especialmente urgente también porque, si no se da, los promotores de la ley de divorcio y de otros proyectos legislativos contra la Familia cristiana negarán a la Iglesia autoridad moral para oponerse a tales iniciativas por estar auspiciando a través de su propio Canal las conductas que con esas leyes supuestamente se pretende regular”.

El Cardenal responde a Acción Familia

El Cardenal respondió a Acción Familia, a través de su secretario privado, P. Roncagliolo, con fecha 10 de marzo, una carta en la que, junto con enviar “una especial bendición”, expresaba: “El Cardenal, después de tomar conocimiento de su carta me ha pedido que la adjunte al presidente del Consejo Asesor de Canal 13, para contribuir a la reflexión de este organismo colegiado, entre cuyas funciones está el velar por una adecuada línea programática del canal”

El Presidente del Consejo Canal 13 escribe a Acción Familia

En el mes de abril, el Sr. Jaime Bellolio, Presidente del Consejo Canal 13, dirigió a Acción Familia, una carta donde afirmaba: “Estamos conscientes que los cambios que ha habido en nuestra programación pueden no haber sido de su agrado, pero queremos manifestarle que ello no nos es indiferente y que las críticas bien intencionadas nos guían a efectuar mejor nuestro trabajo, el cual de suyo es altamente complejo”

Luego el Sr. Bellolio aducía que “un canal de televisión está inmerso en un mundo comercial y muy competitivo donde se enfrentan mayores exigencias por parte de un auditorio plural y de una sociedad que vive un proceso de globalización creciente. De hecho, naturalmente, se han cometido errores en dicha tarea, los cuales estamos enfrentando y buscando soluciones”.

y Acción Familia replica

Acción Familia agradeció al Presidente del Canal 13, por su atención y le expresó su satisfacción por las disposiciones de enmendar los errores cometidos, deseándole éxito en esos nobles propósitos. Luego agregaba: “Creemos que si el canal católico toma enteramente en serio su deber de difundir la cultura católica, más allá de las dificultades circunstanciales que pueda tener, gradualmente obtendrá la audiencia estable de todos los que participan del mismo espíritu, lo cual a la larga convertiría al Canal en una potencia publicitaria y en una gran fuerza moral, lo que sería motivo de clara superioridad frente a las demás emisoras de TV.” 

Previendo una objeción

Algún lector podrá objetar que Acción Familia exagera la importancia de un programa de TV, cuyas imágenes efímeras no influirían mayormente en la formación de las mentalidades de los jóvenes. 

Creemos que subestimar la importancia de un programa de este tipo implica no conocer el dinamismo de las pasiones humanas de las que se vale el proceso revolucionario en nuestros días. Hace ya algunas décadas, el Papa Paulo VI afirmó que en el mundo de hoy domina la “civilización de la imagen”, y que ésta tiene una influencia muy importante sobre las almas.

A través de imágenes impúdicas se afecta a fondo el subconsciente -y también la conciencia- de las personas, en especial de los jóvenes. Las convicciones, los principios, las costumbres de toda la sociedad van siendo erosionadas, hasta que finalmente son derribadas, dando lugar a la formación de ambientes que multiplican la acción de esos agentes corrosivos.

“Los hombres “explica e. Profesor Plinio Corrêa de Oliveira- se forman ambientes a su imagen y semejanza, en los cuales sus costumbres y civilización se expanden. Pero también es verdad, en amplia medida, lo inverso. Es decir, que los ambientes forman a su imagen y semejanza a los hombres, a las costumbres y a las civilizaciones”.

Contaminando los ambientes, se contamina también a las almas, en especial a las que no reaccionan. Por eso, la falta de una censura al programa del Canal 13 induce a los espectadores a considerar las conductas y el vocabulario allí utilizados como normales y aceptables, por lo cual muchos van adoptándolos.

La proyección universal y repetitiva de estos programas crea un modelo de vida y un tipo humano, que irán siendo imitados. La propaganda comercial ya comienza a difundirlos con las fotografías de Ballero, en las posturas más absurdas.

Este mismo, al verlas, quizá pensará: “¿Quién es este compadre? Es casi una esquizofrenia”.

Download PDF
15/07/2003 | Por | Categoría: Televisión

Deje su comentario