Comparta

Izquierda confiesa falta de rumbos

En Brasil, la izquierda sigue los pasos de la nuestra: desconocer la Ley de Amnistía decretada en ese país en 1979 para los delitos cometidos por el gobierno militar brasileño después de 1964.

En un debate, realizado en la Universidad de Sao Paulo, sobre la dictadura militar y la responsabilidad de las Fuerzas Armadas por actos de tortura y muerte,


el profesor de filosofía marxista Paulo Arantes, afirmó que la izquierda al hacer política buscando “reparar las abominaciones del pasado“, hace “una confesión tácita de que no tenemos futuro“.

La participación de la izquierda y de integrantes del gobierno del presidente Lula da Silva, en los debates sobre la Ley de Amnistía, fue presentado por él como un síntoma de la ausencia de un horizonte de transformación radical de la sociedad.

‘Es una confesión de que el futuro pasó a un segundo plano; de que éste vendrá sólo después de esa vuelta por el pasado. Es una confesión tácita de que el horizonte de transformación fue puesto en cuarentena’, afirmó.

Arantes dejó claro que los activistas de los derechos humanos obviamente son aliados de la izquierda, y de que la “plataforma de los derechos humanos es necesaria y, en el momento, la única disponible“. (Folha de Sao Paulo, 25 de septiembre de 2008).

Cualquier semejanza con nuestra realidad nacional… es mera casualidad.

Print Friendly
11/10/2008 | Por | Categoría: Política y valores

Deje su comentario

*Escriba los caracteres