Comparta

El kerenskismo chileno da un paso más

La directiva del Partido Demócrata Cristiano acaba de reunirse con el Partido Comunista para realizar un pacto político con el objetivo de “acabar con la exclusión“ de éste último y acordar un modo de incorporarlo en las listas de la Concertación para las próximas elecciones parlamentarias.

Curiosamente, hace 21 años atrás, el 2 de febrero de 1988, la Concertación daba a conocer su primera declaración sin contar con la participación del PC: “el conglomerado opositor unido tras el No conformando el pacto opositor al gobierno militar más amplio a la fecha. Sólo el PC y el MIR se restaron“ (cf. Biblioteca del Congreso Nacional de Chile, Departamento de Estudios, Algunas notas acerca del origen de la Concertación, abril 2005, Biblioteca del Congreso).

Tal actitud del PC de “restarse” a la Concertación se debió a su decisión de enfrentar al Gobierno con “la política de rebelión de masas“ “léase violencia terrorista” que ya propiciaba durante la gestación de este conglomerado de partidos. “El Partido Comunista se encontraba fuera de la Alianza democrática por el simple hecho de que “no participaba de los principios fundamentales que son base de nuestro proyecto para Chile en el futuro”“ (cf. Ortega Frei, Historia de una Alianza, CED CESOC, 1992, p. 256).

La ausencia del PC del panorama político nacional no ha sido, pues, sino el fruto de una “auto exclusión“ dada su invariable posición a favor del empleo de la violencia como medio que considera legítimo para el cambio de las estructuras socio políticas y el “triunfo del proletariado“.

Tal posición no ha cambiado en nada hasta la fecha. Prueba de ello han sido las recientes manifestaciones a favor de las FARCs en Colombia y los nexos de militantes de las JJCC con el fallecido terrorista de ese país, Raúl Reyes. Para colmo, según información de prensa, la lista de los candidatos del “Juntos Podemos Más“ se estudiará entre los jefes de partido durante su próxima permanencia en Cuba. Lo que obviamente significará una decisiva tuición castrista.

Si el PC no ha variado ni en sus métodos ni en su “proyecto para Chile en el futuro“, no queda sino concluir que quienes han cambiado han sido la DC y el conjunto de la Concertación. Con el agravante de que el discurso del PC es hoy aún menos sustentable de lo que fuera hace 21 años atrás.

De lo anterior se concluye que la atracción fatal que siempre ha tenido la DC por el PC ““hay algo peor que el comunismo, es el anti comunismo“ (Frei Montalva)” la ha llevado nuevamente a asumir el nefasto papel de Kerensky chileno, buscando formar una alianza que proporcione al PC los cargos que el electorado le niega.

La Historia no les ha enseñado nada, y todo lo que vivió el País lo olvidó. La DC antes de morir, se empecina en repetir su papel, sin importarle el rechazo nacional a ese modo de proceder.

Print Friendly
11/02/2009 | Por | Categoría: Política y valores
Tags:

Deje su comentario