Comparta

Acción Familia lamenta tener que disentir de la información dada al Santo Padre por el Emmo. Señor Cardenal

Según recientes declaraciones dadas por el Cardenal Francisco Javier Errázuriz, el Purpurado informó al Santo Padre: “la Sra. Bachelet es contraria no sólo al aborto, sino también al aborto terapéutico (…) También le señalé que, a propósito del matrimonio, la Presidenta sostenía la idea de que se trata de una unión entre un hombre y una mujer. Cuando terminé el Papa sonrió y dijo:˜Grandes valores”“ (“El Mercurio”, 24-II-2006).

 Días después, Mons. Alejandro Goic, Presidente de la Conferencia Episcopal Chilena, declaró que se alegraba de que el Cardenal hubiese informado al Santo Padre “que la presidenta electa Michelle Bachelet era contraria al aborto y al matrimonio entre personas del mismo sexo”. (El Mercurio, 27-II-2006).

Lamentablemente, esa información que el Sr. Cardenal proporcionó al Papa no corresponde a lo expuesto en el “Programa de Gobierno, Michelle Bachelet 2006-2010“. ¿Se habrá retractado en privado la Presidenta electa de lo afirmado en su Programa en forma pública? “No lo creemos y en realidad ambos Prelados nada dicen a este respecto.

En verdad, el “Programa de Gobierno” contempla la aprobación de tres Proyectos de ley que sí incluyen las uniones homosexuales y la aceptación del aborto. Éstos son: el Proyecto Marco de derechos sexuales y Reproductivos, el Proyecto que “Establece medidas contra la discriminación” y la aprobación de la Convención del CEDAW (1).

Con relación a las uniones homosexuales el “Programa Michelle Bachelet” estipula: “Propondremos legislar para entregar estabilidad jurídica básica a las parejas de hecho, independientemente de su composición y regular la adquisición de bienes comunes, derechos hereditarios, cargas y beneficios de seguros, entre otras materias civiles“ (Pág. 90).

Esto quiere decir que se dará a las parejas homosexuales los mismos derechos con que cuenta la familia. Nótese que la enumeración no es exhaustiva pues concluye con una fórmula genérica: “entre otras materias civiles“, lo que bien puede incluir la adopción de niños por parte de esas “parejas”. El Programa precisa que no se preocupará de “su composición“, pero sí de otorgarles reconocimiento jurídico.

Por su parte el “Proyecto que establece medidas contra la discriminación“ fue redactado con la colaboración del Movimiento de Liberación Homosexual con el objetivo de perseguir las actitudes y doctrinas contrarias a tales conductas. Si fuese aprobado, se podrá penar cualquier censura moral contra la homosexualidad. “Acción Familia“ tuvo oportunidad de mostrar a la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados que este Proyecto podrá desencadenar una verdadera persecución religiosa.

Por último, con relación a la aprobación del aborto, el Programa establece (Pág. 92) que promoverá la ratificación de la Convención del CEDAW [1], que considera que una de las “discriminaciones contra la mujer” es la prohibición del aborto. De hecho, la Comisión Internacional encargada de velar por el cumplimiento de las cláusulas del CEDAW condenó al Estado Chileno por penalizar el aborto [2]. Por otra parte, la doctrina de los Derechos Sexuales y Reproductivos, según sus promotores, incluye al aborto como un “derecho de la mujer”[3]. Por estas razones el propio Sr. Cardenal intervino en el Congreso de modo a evitar su aprobación.

Por todo lo anterior creemos necesario que Su Santidad el Papa y nuestras autoridades eclesiásticas estén bien informados sobre el “Programa de Gobierno, Michelle Bachelet 2006-2010“ y las nefastas consecuencias que puede tener para la estabilidad cristiana de la familia en Chile.

De lo contrario, nos veremos sorprendidos por una verdadera avalancha anti-familia que significará una situación similar a la que vive actualmente la otrora tan católica España. A este respecto, las coincidencias manifestadas por la Sra. Bachelet con Rodríguez Zapatero son más que concluyentes.

Como es de conocimiento público, Acción Familia envió un pedido a los Obispos chilenos, antes de la segunda vuelta electoral, solicitándoles que orientasen las conciencias de los fieles sobre si era lícito o no votar por una candidata que incluye tales propuestas en su Programas, pero su petición no fue atendida. 

Pedimos a la Virgen del Carmen que proteja a la grey chilena de esas medidas y que, si el nuevo Gobierno insiste en implantarlas, encuentre una firme oposición de parte de la población católica.

        Santiago, 3 de Marzo de 2006

———————————————————–

[1] “Convención para la Eliminación de todas las Discriminaciones Contra la Mujer”. Para más información sobre esta Convención ver http://www.geocities.com/rima_web/cedaw.html    

[2] Para mayor información, ver “La Revolución Cultural: Un smog que envenena a la Familia chilena”, Acción Familia, Págs. 125 a 127. http://www.accionfamilia.org/libros.htm

[3] “Lo que decimos es que todo lo relativo a la salud sexual y reproductiva debe ser visto desde las necesidades específicas de los individuos, las que la Conferencia de El Cairo puso en el centro de todas las políticas de población. Y en este contexto de las personas lo que surge es que el aborto debe ser despenalizado”, Josefina Hurtado, en “El Choque Cultural”, “El Mercurio”, 27 de junio, 1999,

Print Friendly
01/03/2006 | Por | Categoría: Política y valores

Deje su comentario