Declaraciones del Cardenal sobre Gladys Marín | Acción Familia
Comparta

Declaraciones del Cardenal sobre Gladys Marín

Cardenal ErrázurizEntre los elogios a la coherencia de que dio muestras durante Gladis Marín durante su vida, llamaron mucho la atención las declaraciones atribuidas por El Mercurio al Cardenal de Santiago, D. Francisco Javier Errázuriz.

Como es sabido, Gladis Marín fue dirigente del Partido Comunista chilenoGladys Marín hasta su muerte y reconoció que el brazo armado de ese partido es el Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR).

Según ese matutino, el Cardenal habría dicho: “En el caso de ella hay que tener una enorme admiración por una persona que con toda la coherencia con sus propios principios, llevó adelante su vida, sacando adelante  una causa que es tan noble como es la de la gente más pobre“.(El Mercurio, 7 de Marzo de 2005, C4)

Creemos que ha ocurrido una confusión al atribuir esa declaración a su Eminencia.

En efecto, el Cardenal no puede haber elogiado los principios que dirigieron toda la actividad de esa dirigente comunista y, aún menos, elogiar la coherencia en su realización. Si la coherencia en el bien produce los grandes santos, la coherencia en el mal ha producido los mayores azotes de la humanidad, como Stalin, Hitler y otros.

Por otra parte, no existe oposición más completa entre la enseñanza continua, y se podría decir ‘torrencial’, del Magisterio de la Iglesia Católica y el comunismo.

Para ilustrar esta afirmación, entre muchísimas otras citas, hemos escogido una de Pío IX, recientemente beatificado, y otra del Papa León XIII:”esta infame doctrina del así llamado Comunismo es absolutamente contraria a la propia ley  natural, y si es adoptada una vez destruirá completamente los derechos, propiedad y posesiones de todos los hombre y la misma sociedad” (Syllabus)

“…aunque los socialistas, abusando del mismo Evangelio para engañar más fácilmente a los incautos, acostumbran a forzarlo adaptándolo a sus intenciones, con todo hay tan grande diferencia entre sus perversos dogmas y la purísima doctrina de Cristo, que no puede ser mayor. Porque,’¿qué participación puede haber de la justicia con la iniquidad, o qué consorcio de la luz con las tinieblas?”“.(León XIII, Encíclica “Quod Apostolici Muneris”)

Esperamos, para el bien de la Iglesia en Chile y de los católicos que nos han manifestado su perplejidad ante estas declaraciones, que ellas sean prontamente desmentidas por el Arzobispado de Santiago.

Print Friendly
07/03/2005 | Por | Categoría: Política y valores

Deje su comentario