Comparta

¿”Matrimonio” homosexual ó Uniones civiles?

Comunicado de Prensa

Acción Familia ha seguido con interés la polémica suscitada recientemente sobre la distinción entre “matrimonios” y uniones civiles entre homosexuales.

Algunos líderes políticos y religiosos que se han manifestado sobre el particular, consideran conveniente conceder reconocimiento legal a ese tipo de uniones, sin entretanto equipararlo al matrimonio. De este modo parecerían limitar las reivindicaciones del lobby homosexual.

Sin embargo, la realidad es muy diferente. En efecto, lo que los promotores de las uniones civiles homosexuales pretenden no es solucionar el problema patrimonial de tales uniones, sino persuadir a la opinión pública de que la homosexualidad es una conducta perfectamente normal, aunque diferente.

Para obtener esta aceptación, necesitan operar un cambio en la mentalidad de la mayoría de los chilenos. Por ello, no pueden comenzar con las exigencias más extremas, como son el “matrimonio” homosexual y la adopción de menores de edad, que todavía asustan a importantes sectores de la vida nacional. Ellos optan por exigencias “moderadas”, que son precisamente el reconocimiento legal de sus uniones y los derechos sucesorios, para llegar gradualmente a sus fines.

Siempre habrá moderados que verán con simpatía tales reivindicaciones “moderadas”.

Esta estrategia, de exigencias graduales, fue públicamente sostenida por el activista homosexual Paul Varnell, en el diario “Chicago Free Press“, quien afirmó:

Si convencemos a la gente que la homosexualidad está totalmente de acuerdo con la moral, entonces su inclinación a discriminar, dedicarse a golpear los gays u oponerse al matrimonio gay desaparece. Entonces el movimiento gay, lo reconozcamos o no, no es un movimiento de derechos civiles, ni aún un movimiento de liberación sexual, sino una revolución moral dirigida a cambiar la visión moral que la gente tiene sobre la homosexualidad“ (cf. “En Defensa de una Ley superior”, Acción Familia, 2004).

Así, quien apoya las uniones civiles homosexuales, está colaborando con esta “revolución moral” en Chile. Es precisamente lo que viene a hacer la moción legal ya presentado en la Cámara de diputados con el auspicio de parlamentarios DC y RN. (Proyecto de Ley de Fomento de la no discriminación y contrato civil entre personas del mismo sexo, Bol. 3283-18 Julio de 2003).

Para un estudio más acabado de los objetivos del lobby homosexual y de su estrategia en Chile y en el mundo, recomendamos el libro ya citado “En Defensa de una Ley superior “ ¿Por qué debemos oponernos al pseudo “matrimonio” y al Movimiento homosexual?“, editado por Acción Familia y que cuenta con cartas de elogio del Cardenal Medina y del Arzobispo de Concepción, junto a otros obispos chilenos y norteamericanos.

Santiago, 8 de Junio de 2005

 

Print Friendly
08/06/2005 | Por | Categoría: Homosexualidad

Deje su comentario

*Escriba los caracteres