No hay mucha diferencia entre el vicio de engañar y el de dejarse engañar | Acción Familia
Comparta

No hay mucha diferencia entre el vicio de engañar y el de dejarse engañar

Aprobación de “matrimonio” homosexual en España

  Leímos con tristeza la noticia de que la Cámara de Diputados española aprobó “el matrimonio entre personas del mismo sexo, así como también la adopción de niños por parte de estas parejas”.(1)
Muchos piensan o quieren pensar que “sólo” se trata de una cuestión de reconocimiento de derechos civiles. Sin embargo, las intenciones del Movimiento homosexual van mucho más lejos, buscan mucho más: se trata de una inversión completa de la moral pública.

Escribiendo en el Chicago Free Press, el activista homosexual Paul Varnell afirma: “La cuestión fundamental controvertida sobre la homosexualidad no es la discriminación, crímenes odiosos o sociedades domésticas, sino la moralidad de la homosexualidad. Aunque los gays obtengan leyes de no discriminación, leyes contra crímenes por odio y beneficios de asociación doméstica, esto puede hacer poco por contrarrestar la condenación moral subyacente que continua enconándose bajo la ley y que genera hostilidad, aviva crímenes de odio, sostiene terapias de reforma, fomenta el suicidio de jóvenes gays e inhibe la aceptación social completa, que es su objetivo. Por otra parte, si convencemos a la gente de que la homosexualidad está totalmente de acuerdo con la Moral, entonces su inclinación a discriminar, dedicarse a golpear a los gays u oponerse al matrimonio gay desaparece. Los jóvenes y adultos gays de buena gana pueden aceptarse a sí mismos. Entonces el movimiento gay, lo reconozcamos o no, no es un movimiento de derechos civiles, ni aún un movimiento de liberación sexual, sino una revolución moral dirigida a cambiar la visión moral que la gente tiene sobre la homosexualidad”. (2)

Por si esto fuera poco, la noticia indica que será permitida también “la adopción de niños por parte de estas parejas”.

Veamos lo que los activistas homosexuales radicales declaran sin tapujos: “En vez de temer el ser llamados pedófilos, debemos proclamar con orgullo que el sexo es bueno, incluyendo el sexo con niños: debemos quebrantar las reglas sin vergüenza, demostrando nuestra adhesión a un concepto más alto de amor. Debemos hacerlo por el bien de los niños“. (Fuente: Editorial de la Revista Guide, Julio de 1995).

En realidad es algo que todo el mundo percibe, pero que muchos prefieren no ver. Esto nos recuerda aquél pensamiento de San Jerónimo en que decía que no hay mucha diferencia entre el vicio de engañar y el de ser engañado (dejarse engañar).

El Cardenal López Trujillo ha hecho hecho un llamamiento “a funcionarios españoles  a no celebrar matrimonios gay, incluso si los despiden“. Sin embargo “El llamado del Vaticano causó una inmediata respuesta del Gobierno Español, que aclaró que los funcionarios no podrán acogerse a la objeción de conciencia en estos casos. ‘Las leyes aprobadas por el Parlamento democrático deben ser cumplidas por todo el mundo. Pero sobre todo por los que prestan servicios en la función publica’. Señaló la Vicepresidenta del gobierno María Teresa Fernández de la Vega, quién adujo que el matrimonio entre homosexuales, no perjudica a nadie. La norma incluye la opción de adoptar niños.” (3).

Con posterioridad a estas declaraciones, el Episcopado Español ha tenido algunas manifestaciones en ese sentido.

(1) El Mercurio” Viernes 22 de Abril del 2005

(2) Paul Varnell, “Defending Our Morality,” Chicago Free Press, Aug. 16, 2000,
http://indegayforum.org/news/show/27088.html
In
En Defensa de una Ley Superior
Santiago 2004

(3) “El Mercurio”, Sábado 23 de Abril del 2005

 

Print Friendly
23/04/2005 | Por | Categoría: Homosexualidad

Deje su comentario