La ley de no discriminación y la nueva dictadura | Acción Familia
Comparta

La ley de no discriminación y la nueva dictadura

Con la aprobación en general por parte del Senado mediante la inmensa mayoría de sus miembros del proyecto de Ley contra la discriminación (Bol.3815-07) hemos asistido a un episodio más de la destrucción progresiva de nuestro orden jurídico interno, viendo cada vez mas cuestionada la verdad sobre la naturaleza del ser humano. De esta manera nos acercamos a la temida dictadura de las minorías sobre las mayorías, donde se pierden los criterios de verdad, justicia y razón, así como la progresiva desaparición del Derecho Natural en nuestras leyes. Veamos el caso de Inglaterra que, con una ley parecida (Equality Acts) a la nuestra, se ha obligado a entregar a cientos de niños en adopción a parejas homosexuales. Es así que la totalidad de las instituciones católicas de adopción han debido cerrar sus puertas, para no hacerse cómplices de esa grave vulneración del interés superior del niño.

La ley de no discriminación que se discute en Chile tiene su antecedente en la ley Inglesa antes mencionada y sobre todo en la ideología de genero, la cual señala que la sexualidad humana no depende de la biología, sino que de la decisión personal, o sea, del antojo de los individuos, ya que tales decisiones no cambian la naturaleza de quienes las toman. Con este proyecto de ley se está creando por primera vez en la historia de nuestra nación una casta superior basada en principios ideológicos no probados científicamente, ni constatados por la razón natural, o sea, arbitrarios y carentes de base. Todo esto por medio de los indefinidos conceptos de orientación sexual y de identidad de género (Art.2 Bol.3815-07). Se destruye de este modo el principio de igualdad de todas las personas en la ley y ante la ley, además de erosionar la certeza jurídica al incluir en la legislación conceptos ampliamente discutidos en las ciencias sociales, jurídicas y biológicas. Se destruye así de paso toda noción de orden natural.

El Papa Benedicto XVI en septiembre de este año ha dado a los legisladores alemanes una clase magistral donde habló sobre el derecho y la vinculación del ser con la verdad, justamente los grandes temas que tocan esta ley. En esta ocasión el Papa ha llamado a los políticos a fundamentar sus leyes en la razón, la naturaleza del ser y también a tomar en cuenta la fe. Ha dicho: “También el hombre posee una naturaleza que él debe respetar y que no puede manipular a su antojo arbitrariamente. El hombre no es solamente una libertad que él se crea por sí solo. El hombre no se crea a sí mismo.”

Cuando vemos que nuestro Congreso sucumbe a la tentación de manipular los conceptos elementales que constituyen al ser humano, asumiendo la ideología de ciertas minorías descarriadas, sentimos cómo el poder político se constituye en el enemigo de la naturaleza y de la verdad, creyendo poder modificar la naturaleza humana, demostrando sus representantes que se han convertido en súbditos de los grupos de presión homosexuales, olvidando la verdad del ser. Por lo tanto nos acercamos a pasos agigantados al comienzo de una neo dictadura. El Papa ha citado en el Parlamento alemán el célebre pensamiento de San Agustín “Quita el derecho y, entonces, ¿qué distingue al Estado de un gran grupo de bandidos?”, Al parecer, quienes no profesemos “la ideología de género”, intento de justificación ideológica del movimiento homosexual, seremos considerados por éstos en un tiempo más como un grupo de bandidos, mientras ellos tratan de convertirse en una casta de elegidos.

por Rodolfo Marcone Lo Presti

Print Friendly
10/11/2011 | Por | Categoría: Homosexualidad
Tags: , , , , , , , ,

Deje su comentario