Comparta

La Concertación anuncia que impulsará la unión civil entre personas del mismo sexo

Comunicado de Prensa

Un ataque más del Gobierno a la conciencia católica

Sin esperar siquiera que termine la polémica nacional sobre la distribución masiva y gratuita de la “píldora del día siguiente”, inclusive a niñas menores de edad y sin que se enteren los respectivos padres, el Gobierno de la Concertación anunció que impulsará en breve el “Pacto de Unión Civil” entre homosexuales.

Con ello queda claro que la estrategia socialista es lanzar un verdadero alud de proyectos amorales, porque de esa manera varios de ellos terminarán siendo aprobados.

Al actuar así, el Ejecutivo y los parlamentarios que lo apoyan mostraron un olímpico desprecio por la doctrina de la Iglesia en estas materias, mientras anunciaban que, para el Proyecto de Ley de “Pacto de Unión Civil”, se atuvieron directamente a las recomendaciones y opiniones de un grupo de activistas homosexuales.

Es decir, el Gobierno y los parlamentarios de la Concertación lanzaron una verdadera afrenta contra la Iglesia, al expresar públicamente que prefieren basarse en los intereses de quienes se entregaron sin reservas al vicio sodomita, dejando de lado las sabias normas morales enseñadas durante siglos por los Pastores de la grey católica.

Desgraciadamente no se trata sólo de los parlamentarios socialistas, pues numerosos y destacados representantes de la llamada Democracia Cristiana, del Partido Radical y aun de Renovación Nacional, se comprometieron a dar sus votos a esa iniciativa nefasta, destacando en ella supuestas cualidades, que no son sino meros subterfugios para que los indolentes se contenten pensando que el Proyecto podría haber sido peor.

Más aún, destacadas autoridades religiosas parecen no haber notado el grave daño que el Proyecto, si es aprobado, hará a la familia, pues creen que, al no darse a esa unión espuria el nombre de “matrimonio”, la iniciativa se vuelve inobjetable.

Muy por el contrario, el Proyecto conserva mucho del veneno contenido en otras iniciativas anteriores que buscaban establecer el pseudo matrimonio homosexual, contra las cuales se levantaron reacciones enérgicas y saludables de la opinión católica. Simplemente, se procedió a pequeños retrocesos tácticos.

Además, es obvio que los activistas homosexuales que hoy asesoran a los parlamentarios de la Concertación para legislar de esta manera, se preocuparán de lograr en breve nuevos avances en favor de la sodomía, hasta convertirla en una categoría privilegiada, incluso exigiendo la adopción de niños.

”Acción Familia” ya emitió varias declaraciones a propósito de este “Pacto” y publicó un libro. (Vea libro)

Asimismo, el Santo Padre, Benedicto XVI, ya formuló enérgicas censuras a quienes promueven iniciativas de esta especie. (Vea artículo)

A este respecto cabe recordar el dicho popular “no hay peor sordo que quien no quiere oír”, pues no fue atendido el pedido de quienes señalaron oportunamente que en el Programa de Bachelet estas funestas iniciativas ya estaban contempladas, y quisieron ver en su casi permanente sonrisa una garantía de que no había estos peligros para la familia en Chile.

Print Friendly
26/09/2006 | Por | Categoría: Homosexualidad

Deje su comentario