Argentina aprueba el matrimonio entre homosexuales | Acción Familia
Comparta

Argentina aprueba el matrimonio entre homosexuales

Es el primer país de Hispanoamérica que da el funesto paso.

Sometiéndose a la presión del Ejecutivo y del lobby homosexual, y a la orquestación publicitaria consiguiente, el Senado argentino aprobó por 33 votos a favor y 27 en contra, el proyecto que buscaba modificar el Código Civil, legalizando así el matrimonio entre personas del mismo sexo.

El debate duró 14 horas y terminó de madrugada. La iniciativa fue apoyada por el kirchnerismo y algunos senadores radicales. Votaron en contra la mayoría de los senadores pertenecientes al peronismo disidente, así como la gran mayoría del bloque radical. Hubo algunas abstenciones.

Durante los últimos días antes de la votación en el Senado se dieron numerosas manifestaciones públicas a favor o en contra de la iniciativa, dentro y fuera de la Capital Federal, destacándose una concentración de 200.000 personas que impugnaban fuertemente el proyecto.

Asimismo, algunos Obispos se expresaron públicamente contra la iniciativa, pero hubo clérigos que la respaldaron, sin preocuparse de la incoherencia en que así incurrían ni con la profunda confusión que producían en los ambientes católicos.

En el debate previo a la aprobación en el Senado hubo momentos dignos de opereta. Uno de ellos fue cuando el presidente del “Frente para la Victoria” afirmó que un artículo del proyecto de Unión Civil presentado por el peronismo disidente –la iniciativa “moderada” para “frenar” el proyecto de matrimonio homosexual, y que no hizo sino abrirle camino– tenía connotaciones “nazis” por prohibir la adopción de niños por parte de “parejas” homosexuales, lo cual produjo el llanto de la senadora que lo había propuesto. En el debate de ese nivel el artículo en cuestión obviamente fue rechazado.

Asimismo, mientras el jefe del bloque kirchnerista decía que el proyecto “simboliza la igualdad” y que la presidenta Cristina Fernández “siempre trabajó a favor de las minorías”, el jefe del bloque radical sostenía: “estamos en presencia de la necesidad de sancionar una ley que repare esta situación de discriminación”.

O sea, ambos sectores omitieron los argumentos de orden moral y jurídica, limitándose a repetir slogans sin mayor contenido. Una advertencia a los políticos de inspiración cristiana en otras naciones del Continente, donde los lobbies homosexuales pretenden hacer otro tanto.

Print Friendly
15/07/2010 | Por | Categoría: Homosexualidad
Tags: , , , , , ,

Deje su comentario