Comparta

Divorcio y Felicidad conyugal

El Divorcio destruye la confianza entre los cónyuges y es fuente de discordias

17.- ¿Por qué el divorcio causa la infelicidad de los cónyuges?

El primer factor de la felicidad conyugal es una buena elección recíproca de los que aspiran a recorrer juntos el camino de la vida. Y una buena elección es naturalmente el fruto de la reflexión. ¿Qué hace el divorcio? Sacando a la unión conyugal su carácter definitivo, abandona a la juventud a todas las sorpresas de su irreflexión. Es la tendencia a multiplicar los matrimonios precipitados y a inaugurar los enlaces de ensayo.

Con una ley que multiplica los matrimonios irreflexivos que conducen a la disolución, aumentan las desgracias conyugales.

18.- ¿Cuáles son los motivos que pueden deshacer un matrimonio?

La unión moral se deshace por la aversión interior o por una atracción de fuera. Si los cónyuges están unidos para siempre, ellos se esforzarán por hacer la propia convivencia recíprocamente más amena. En esta atmósfera sana de la moralidad, crecen los hijos, temperando sus almas en la virtud, con el ejemplo de un hogar en que el egoísmo no prevaleció.

19.- ¿Por qué el divorcio aumenta las fricciones entre los cónyuges?

Agente del desorden, “todo lo que no era más que molestia en el matrimonio indisoluble, se transforma en algo insoportable en el matrimonio que puede ser disuelto” (De Bonald).

Cuando los hombres ven en cada mujer una posible esposa, y las esposas en cada hombre un marido probable, se exaltan los impulsos de la sensualidad, disminuye la reserva defensiva del pudor, se entrega la estabilidad de las familias al capricho de las pasiones. Esta mentalidad creada y difundida naturalmente por el divorcio es la ruina inevitable de la seguridad y tranquilidad de la familia.

20.- ¿Cómo el divorcio aumenta los factores de división en una familia?

El divorcio, disminuyendo psicológicamente la reacción de la virtud contra las tendencias inferiores, provoca y exaspera las disidencias inevitables entre seres imperfectos.

No hay bajeza del alma a la cual el divorcio no extienda la mano amiga de la complicidad.

En síntesis, para todas las dificultades conyugales, el divorcio sugiere la solución menos digna, menos noble. Es el aliado natural de todas las pasiones, el consejero de todas las capitulaciones vergonzosas.

La indisolubilidad es la victoria del deber, el divorcio la soberanía del placer. Por esto, el divorcio entra en la legislación y en las costumbres de un pueblo como producto de una moralidad decadente.

21.- ¿Por qué la mujer es la principal víctima del divorcio?

Antes de todo en el divorcio la mujer es víctima de una injusticia. “En caso de separación, no son iguales los resultados. El hombre sale con toda su autoridad, la mujer no sale con toda su dignidad, y de todo lo que ella llevó para el casamiento, pureza virginal, juventud, belleza, fecundidad, consideración, fortuna, en caso de disolución, sólo podrá retomar su dinero”. (De Bonald).

En el casamiento indisoluble, la mujer dominará por el afecto, por el respeto y por la virtud, que no acaban; en el divorcio ella sólo podrá lucir por la belleza, que es fugaz.

El divorcio, con su tendencia endógena a esterilizar y desestabilizar la familia, va de a poco destruyendo la veneración a la madre y la deferencia hacia la esposa. Queda sólo la mujer, “la mujer juguete, la mujer máquina de placer, la mujer maniquí de joyas y vestidos” (Peixoto). Es muy poco y muy bajo.

“Fuera del casamiento indisoluble, el hombre es un tirano, la mujer una cosa, el hijo un esclavo” (Paul Feval).

Print Friendly
07/06/2014 | Por | Categoría: Divorcio
Tags: , , , ,

5 Comentarios to “Divorcio y Felicidad conyugal”

  1. José dice:

    Casi todas las páginas católicas dicen lo mismo acerca de las causas de ruptura conyugal, y tienen razón en lo que dicen, pero no es todo lo que hay ni todo lo que pasa al interior de las familias. Habemos muchos hogares católicos con gravísimos problemas, que buscamos soluciones y no las encontramos. No en estas páginas, ni en los libros, ni en el confesionario, ni en el pasillo de la iglesia, ni con psiquiatras católicos porque no existe un directorio para contactarlos.
    Creo sinceramente que la paz dentro del matrimonio católico se está convirtiendo en un mito. La mayoría de las páginas web y homilias están sesgadas, contribuyendo a confundir a la mujer al señalar entre otras cosas: igualdad de derechos, deberes y responsabilidades ¿?, ignoran o no distinguen ni señalan los papeles de autoridad entre ambos cónyuges que Cristo sí señaló; por default hacen de la mujer la víctima de todas las durezas del hombre, y al hombre atribuyen todas las responsabilidades y todas las culpas. Nunca se menciona por ejemplo la facilidad de la mujer para manipular y chantajear al hombre y a los hijos por medio de las lágrimas; la mujer llora y el culpable es el marido. Y esto es frecuentísimo en hogares católicos.
    Para como están las cosas creo que si hay una laguna de autores católicos y de magisterio de la Iglesia en este campo, por ejemplo si lo comparamos con lo estudiado o investigado en espiritualidad, en Mariología, en filosofía, en justicia social, en educación, en bioetica, y en tantos otros temas.
    Un saludo
    José

  2. Martha dice:

    mis papas se separaron el año paso, apenas en octubre. Pero no se si llamarlo divorcio o no, sin embargo mi papa se fue de mi casa, lo “chistoso” de esto es que no fue infiel a mi mama, ni ella a el, solo ya no se aguantaban por que no sabían ponerse de acuerdo en cuanto a como educar a mi hermano de 19 años que realmente es un niño sumamente desubicado, razon por la cual casi siempre peleaban.
    Estoy muy enojada con mi mama por pedirle a mi papa que se fuera de mi casa, siempre le dijo que no supo apoyarla pero tambien creo que ella tuvo la culpa en algunas cosas.
    Mi papa se mudo cerca de nosotros sin embargo yo solo puedo verlo los domingos porque el trabaja durante el dia hasta la noche y yo voy a la universidad por las tardes, asi que no coincidimos mas.
    Me ha tocado verlo llorar unas veces, no queriendo que mi hermano sepa, jamas habia estado mas triste que ahora pero con la unica persona que puedo compartir las cosas es con mi novio quien me ha apoyado de manera incondicional. Mi mama no se tienta el corazón y cuando le digo las cosas como son… solo llora y entonces magicamente mi abuelita se entere y me reclama que que mala hija soy, que me voy a acordar cuando tenga hijos!

    en fin, yo creo que realmente el divorcio es lo peor que le puede pasar a los hijos o por lo menos a los de las parejas que aun nos importa convivir con nuestros padres.

  3. Juan Pablo dice:

    Querida Valeria creo que debes instruirte, existe lo llamado Patrimonio Reservado de la mujer

  4. Valeria dice:

    Soy Catòlica practicante, madre de cuatro hijos y separada. Entiendo perfectamente que el divorcio es nefasto para la sociedad, incluso casarse sin responsabilidad es peor aùn. Actualmente, las parejas se casan sin mayores miedos; pues , si fracasan se separan y todo solucionado.
    Sin embargo, hay muchas mujeres que como yo que no eligieron separarse , sencillamente fueron abandonadas. Al estar casada sin separaciòn de bienes corrìa el riesgo de perder mis bienes, fruto de mi esfuerzo, no de èl. Asì ocurriò un dìa que recibì una notificaciòn de embargo, cancelè la deuda de mi ex y rapidàmente solicite el divorcio. Hoy ante la ley de los hombres estoy soltera y tranquila pues el dìa que yo muera mis bienes pasaràn a mis cuatro hijos.
    Yo tenìa que divorciarme, no tenìa otra alternativa.

  5. Miguel dice:

    Es una pena que solo vean una postura unilateral donde la mujer es victima y el hombre el tirano. En mi caso mi amor es mi mujer mi preocupación mi hijo, yo no quiero la ruptura de mi matrimonio, pero mi mujer, una mujer preparada, que en su educación le enseñaron hacer exitosa en todo, no es capaz de tolerar un error que tuve, no fui cariñoso ni expresivo con mi amor en abrazos besos, etc los primeros años (2), sin embargo, siempre trabaje y luche por su bienestar porque he querido siempre lo mejor para ellos, nunca fui infiel di desleal, mi error fue ser poco expresivo, nunca por falta de amor, así me enseñaron mis padres ser, finalmente cuando me di cuenta y lo enfrenté en el tercer año, simplemente me dijo el amor se acabo en mi. Ahora tengo que ver como no perder el contacto con mi hijo pues a ella no le importa llevarselo lejos, privarlo de ver con frecuencia sus padres, primos y abuelos. En pocas palabras no estoy de acuerdo como plantean las cosas.

Deje su comentario