Gatos, langostas y bebés en el ranking de importancia | Acción Familia
Comparta

Gatos, langostas y bebés en el ranking de importancia

Los adeptos del aborto dicen que es absurdo sancionar a la mujer que mata a su propio hijo. Pero ellos mismos no se indignan contra la prisión de una mujer por tirar un gato a la basura.

Mientras los animales son protegidos, los niños son asesinados y arrojados a la basura. Sé que es un comentario que fue hecho muchas veces, casi un tópico, pero la culpa es de los hechos.

Veamos algunos:

Hace un tiempo, el Sr. Nilo Fujimoto relató el caso de una red de supermercados en Austria, declarada culpable por haber “maltratado” langostas.

Tirar un gato a la basura trae condena. ¿Y arrojar niños?

A fines de 2010, Reuters informó que un juez español concedió la custodia compartida de un perro a una pareja divorciada. Así es: el perro permanecerá alternativamente con el hombre y con la mujer.

La misma agencia, cinco días más tarde, publicó un informe sobre una mujer británica que “podría ser condenada a pagar una multa de hasta 20.000 libras o a cumplir seis meses de prisión” por haber lanzado un gato a la basura.

Sydney, Australia, batió el récord. Según AFP, tres equipos de bomberos fueron movilizados, rompieron una parte del cuarto de baño y del piso de concreto de una casa para salvar a un gato recién nacido, “víctima” de una niña de 2 años, quien lo había echado al retrete.

Alguien podrá preguntar: ¿Pero no es bueno proteger a los animales? Digo: por supuesto que es bueno, mientras se guarden las proporciones. Y siempre que no se dispense a los animales cuidados y atenciones iguales o superiores a los seres humanos.

Es en esta tecla que quiero golpear:

¿Por qué tanto esfuerzo para salvar gatos y langostas y al mismo tiempo tanta saña para matar al niño en el vientre de su madre? O aún, ¿por qué tanta esfuerzo para disminuir la importancia del niño por nacer y al mismo tiempo tanta solicitud en el reconocimiento de los animales?

Mientras que los animales son supervalorizados, esfuerzos para salvar las vidas de millones de niños deja mucho que desear.

Alberto Távora, Instituto Plinio Corrêa de Oliveira (http://www.ipco.org.br/home)

Print Friendly
25/05/2011 | Por | Categoría: Aborto
Tags: , , , , ,

Deje su comentario