Comparta

El Papa condena el aborto y defiende el matrimonio tradicional

Benedicto XVI condenó el aborto y defendió a la familia tradicional este domingo en Barcelona, durante la consagración del templo de la Sagrada Familia.

Benedicto XVI se reunió brevemente por separado con los Reyes, con los que ya se había reunido por la mañana antes de la consagración de la Sagrada Familia, y con Zapatero, cuyas leyes autorizando el matrimonio homosexual y la nueva ley del aborto fueron fustigadas por el Papa en sus homilías en Santiago de Compostela y Barcelona.

En su discurso en el aeropuerto, poco antes de despegar, el pontífice hizo un nuevo llamamiento. “Que la fe alcance nuevo vigor en este continente y se convierta en fuente de inspiración, que haga crecer la solidaridad y el servicio a todos, especialmente a los grupos humanos y a las naciones más necesitadas“, dijo.

La Iglesia se opone a todas las formas de negación de la vida humana y apoya cuanto promueva el orden natural en el ámbito de la institución familiar“, recordó el Papa durante la misa celebrada en la ya basílica de la Sagrada Familia, en el segundo y último día de su viaje a España.

Además, defendió a la familia como unión de un hombre y una mujer. “El amor indisoluble de un hombre y una mujer es el marco eficaz y el fundamento de la vida humana en su gestación, en su alumbramiento, en su crecimiento y en su término natural“, afirmó el jefe de la Iglesia católica, que llamó a los Estados a dar “atención, protección y ayuda” a la familia tradicional y la vida humana.

A los gobiernos, les pidió “adecuadas medidas económicas y socialespara que “el hombre y la mujer que contraen matrimonio y forman una familia sean decididamente apoyados por el Estado“, “para que se defienda la vida de los hijos como sagrada e inviolable desde el momento de su concepción” y que “la natalidad sea dignificada, valorada y apoyada jurídica, social y legislativamente“.Benedicto XVI también reclamó medidas de esa índole “para que la mujer encuentre en el hogar y en el trabajo su plena realización“.

El Vaticano se opone totalmente al aborto y a cualquier forma de eutanasia. “Sólo donde existen el amor y la fidelidad, nace y perdura la verdadera libertad“, estimó el Papa sobre su visión del matrimonio.

El Papa pronuncia estas palabras cuatro meses después de que entrara en vigor, el pasado julio, la nueva ley española sobre el aborto, que el Vaticano calificó de “insensata”.

La norma permite el aborto libre en las primeras 14 semanas de embarazo y lo autoriza de modo excepcional hasta las 22 semanas en caso de “riesgo para la vida y la salud” de la madre o de “graves malformaciones del feto”. Se podrá practicar sin límite de tiempo en caso de “enfermedad extremadamente grave e incurable del feto”, tras el examen y decisión de un comité médico.

Tanto esta ley como la del matrimonio homosexual, aprobada en el año 2005, generaron la oposición del Vaticano, de la jerarquía de la Iglesia española y del principal partido de la oposición, el PP, que las recurrió ante el Tribunal Constitucional. El líder del PP, Mariano Rajoy, dijo recientemente que si llega al Gobierno reformaría ambas leyes.

El Papa, que el sábado denunció además el regreso a España de un movimiento anticlerical “agresivo”, pronunció esas palabras en una misa en la que consagró la Sagrada Familia, obra cumbre del arquitecto modernista catalán Antoni Gaudí, aún en construcción.

España vio en los años 30 (antes de la Guerra Civil) el nacimiento de un anticlericalismo y de un movimiento de secularización e incremento del laicismo fuerte y agresivo“, recordó, en declaraciones a los periodistas en el avión antes de llegar a Santiago de Compostela.

Ese movimiento y “el enfrentamiento entre fe y modernidad vuelve a producirse hoy y es muy fuerte“, afirmó respecto al actual descenso del catolicismo en el país.

Fuente: Yahoo Noticias

Print Friendly, PDF & Email
07/11/2010 | Por | Categoría: Aborto

Deje su comentario