Comparta

Doctrina nazi de “seres indignos de vivir” en la raíz de la ideología pro‒aborto

La misma doctrina que sostiene que algunos son ‘indignos de vivir’, que llevó a los devastadores genocidas en la Alemania nazi y en la Rusia estalinista, está en la raíz del holocausto del aborto y de la creciente presión por la eutanasia, dice el comentarista norteamericano, George Weigel.

George Weigel habló en la Conferencia Internacional Pro-Vida en Roma el 3 de mayo.

En declaraciones en la Conferencia Internacional Pro‒Vida en Roma el sábado, organizado por Life Site News en colaboración con Human Life International y Vida Internacional y Familia de Nueva Zelanda, Weigel explicó las consecuencias devastadoras de la negación del derecho a la vida, al que calificó como el primero de todos los derechos humanos.

“Si el Estado afirma efectivamente el poder de declarar a algunos miembros de la comunidad humana –los no nacidos, por ejemplo‒ fuera del círculo de interés común y de la protección jurídica, entonces nadie está a salvo, porque nadie tiene ‘derechos’ que el Estado no pueda derogar”, dijo.

“El resultado de esta negación del primero de los derechos humanos, el derecho a la vida, fue el misma tanto bajo el nacionalsocialismo alemán y el marxismo‒leninismo: el resultado fue un genocidio”, agregó.

Dijo que es “algo misterioso” que las democracias occidentales hayan olvidado las lecciones de estos Estados totalitarios del siglo 20 al liberalizar las leyes sobre el aborto y la eutanasia.

El Cardenal Raymond Burke

“Hay que decir, y hay que decirlo sin vacilación: la falsa idea de que algunas vidas humanas valen menos que otras, y por lo tanto tienen menos derecho a la protección cultural y jurídica que otras, está en la raíz de la aprobación del aborto en nuestros países, y ahora está infectando a las políticas públicas con relación las personas mayores, en el otro extremo del espectro de la vida”, explicó.

Antes de la conferencia, que atrajo a más de 150 asistentes de todo el mundo, 52 líderes pro‒vida de 16 países firmaron una declaración instando a los obispos católicos de todo el mundo a negar la Comunión a los políticos católicos pro‒aborto en un espíritu de “amor y misericordia”.

El Cardenal Raymond Burke, prefecto de la Signatura Apostólica del Vaticano, el más alto tribunal, quien pronunció un discurso antes de Weigel, reiteró su firme posición a favor de negar la comunión a tales políticos.

( LifeSiteNews.com ) por PATRICK B. CRAINE

Print Friendly
06/05/2014 | Por | Categoría: Aborto
Tags: , , , , ,

Deje su comentario

*Escriba los caracteres