Comparta

Arzobispo de Tarragona llama a desobeceder la ley del aborto

Cataluña 15/09/2010 – El prelado considera que hay que anteponer las normas de Dios a las de los hombres

«Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres». El arzobispo metropolitano de Tarragona, Jaume Pujol Balcells, anima a los feligreses a que desobedezcan las leyes civiles si se oponen a las exigencias morales y personales. Con esta claridad y contundencia lo expone en la próxima hoja parroquial que se distribuirá el próximo domingo. El prelado alude en especial al aborto y la eutanasia.

Su llamamiento llega tras el pronunciamiento del obispado de Tarrasa (Barcelona) en contra de la práctica de Interrupciones Voluntarias del Embarazo (IVE) en hospitales participados por la Iglesia y después de que el Arzobispado de Barcelona afirmara que desconoce que se realizan estas intervenciones en el Hospital de Sant Pau de Barcelona —en cuyo patronato participa la Iglesia—, donde, según datos del Ministerio de Salud, sólo en un año se practicaron más de una veintena.

Bajo el título «A los cuatro vientos», la hoja parroquial alude a «las obligaciones inherentes a las relaciones entre las personas y las autoridades civiles» y trata de la vocación de servicio de los funcionarios. A juicio del arzobispo de Tarragona, «los ciudadanos tienen unos deberes en relación con las autoridades civiles», y les tienen que ofrecer «una colaboración leal para el buen funcionamiento de la vida pública y social».

Eso comporta, según aclara la hoja, «el amor y el servicio de la patria, el derecho y el deber de voto, el pago de los impuestos, la defensa del país y el derecho a una crítica constructiva».

«No obedecer en conciencia». Añade, sin embargo, que «implica también la obligación de no obedecer en conciencia cuando las leyes de las autoridades civiles se oponen a las exigencias del orden moral».

«Hay que obedecer antes a Dios que a los hombres, se nos recuerda en los Hechos de los Apóstoles», dice el arzobispo. Y añade que no hacerlo «es especialmente grave si estas leyes van en contra de la vida humana, desde la concepción hasta su fin natural». A raíz de la denuncia de ABC, numerosas asociaciones pro vida han alzado de nuevo su voz contra la práctica de abortos en centros sanitarios participados directa o indirectamente por la Iglesia.

El Foro de la Familia considera «escandalosa» la situación e «incongruente con la posición absolutamente modélica que mantiene la Iglesia en su defensa de la vida». Por este motivo, ésta y otras entidades en defensa de la vida reclaman una solución urgente a esta situación tan paradójica. Desde la Federación Internacional de Asociaciones de Médicos Cristianos, Josep Maria Simón, critica «la falta de contundencia» de los representantes eclesiásticos al no expresar una oposición explícita y pública a estas prácticas.

«Interrumpir una vida está mal, sea cual sea la circunstancia en la que se hace, y estos deberían dejarlo claro públicamente los representantes de la Iglesia en el Hospital de Sant Pau», apunta Simón.

En la nota emitida en relación con el Hospital de Sant Pau, el Arzobispado de Barcelona se muestra en contra del aborto y afirma que no se realizan tales prácticas en el centro, aunque admite que «excepcionalmente» pueden concurrir «circunstancias médicas que lleven a actuaciones que puedan tener como consecuencia la pérdida del feto».

ESTHER ARMORA / BARCELONA

Print Friendly
23/09/2010 | Por | Categoría: Aborto
Tags: , , ,

Deje su comentario