Comparta

Aborto: ¿Una mera célula puede ser considerada un ser humano?

Sí. En las palabras del embriologista Dr. Keith Moore:

Baje el libro gratuito

“Cada uno de nosotros comenzó la vida como una simple célula llamada cigoto”. [1]

Después de la fertilización del óvulo, no hay ninguna otra fase o etapa en que el embrión reciba una nueva y esencial contribución genética para ser lo que es.

Dice el ya citado Prof. Lejeune: [2]

“El hecho de que el niño vaya creciendo en el seno de su madre durante 9 meses, en nada modifica su condición humana.” [3]

Aquella minúscula célula es un ser humano único y completo:

Único, porque nunca existió y jamás existirá en la historia un ser idéntico a él. “La concepción confiere la vida y hace a ésta única en su género”, afirman los médicos Landrum Shettles y David Rorvik. [4]

Completo porque el código genético del cigoto contiene todas las informaciones sobre cada una de las características de un nuevo ser humano, tales como la altura, el color de los ojos, el cabello, la piel, el sexo, etc.

Escriben Shettles y Rorvik:

“El tipo genético –las características heredadas de un ser humano individualizado- es establecido en el proceso de la concepción y permanecerá en vigor por toda la vida de aquel individuo”. [5]

Por lo tanto, a partir de la fecundación estamos ya en presencia de una nueva vida humana. Nunca antes en la historia de la humanidad ha existido exactamente ese ser. Y nunca más volverá a existir otro ser humano exactamente igual a ese. El embrión sólo necesitará de nutrición, oxígeno y tiempo para llegar a la plena maduración de un hombre adulto.

Como bien sintetizó el Dr. Jerôme Lejeune:

“Una vez concebido, un hombre es un hombre”. [6]

El óvulo fertilizado o cigoto ¿es sólo un ser humano potencial?

No. El cigoto (u óvulo fertilizado) no es un ser humano potencial, sino un ser humano con gran potencial.

Podríamos decir que el espermatozoide y el óvulo, antes de su unión, constituyen células con una dignidad especial, porque una vez completada su unión, se transformarán en un ser humano en el pleno sentido del término.

Dr. Jerôme Lejeune

Esa nueva célula ¿no es un mero proyecto de vida humana?

Llamar al cigoto “mero proyecto de vida humana” es completamente absurdo.

Un “proyecto” de construcción edilicia, por ejemplo, es simplemente un plano arquitectónico concebido en el papel, sin ninguna potencialidad para crecer y desarrollarse por sí mismo. Podría quedar guardado en un cajón y nunca se transformaría en un edificio.

Pero la nueva célula o cigoto se desarrolla por sí misma, primero en la trompa de Falopio, luego en el útero materno y aún fuera de él como lo prueban las recientes experiencias.

Destruir el proyecto de una casa, no es destruir la casa.

Pero matar al cigoto, es suprimir un ser humano que ha comenzado ya a desarrollarse.

El ya citado Prof. Jerôme Lejeune, descubridor de la causa genética del síndrome de Down (mongolismo), así resumió, en una brillante exposición ante la Corte de Maryville, Tennessee (EUA), el proceso de generación humano:

“Todo ser humano en su inicio, inmediatamente después de la fecundación, se divide en dos células, con posterioridad, una de ellas se divide y quedan tres. Porque curiosamente, no nos dividimos en 2, 4, 8 y así sucesivamente. No, en el comienzo no hacemos eso.

“Después de aquel estadio de tres células, la otra célula también se divide, quedan cuatro y continúa enseguida la división por múltiplos de dos. ¿Cuál podría ser el significado de tal fenómeno?

“Probablemente en aquel momento un mensaje pasa de una célula a las otras dos y vuelve a la primera, e inmediatamente se digan: ‘no somos una población de células. Estamos destinadas a ser un individuo’. La individualización es lo que origina la diferencia entre una población de células, simple organización de tejidos, y un individuo que se constituye a sí mismo según su propia regla. La individualización es demostrada en el estadio de tres células, es decir, inmediatamente después de la fecundación.

“El carácter único de todo ser humano en el inicio de su vida era, hasta hace algunos años, una deducción que se infería a partir de todo lo que sabíamos de los genes y de las diferencias entre individuos. Ese carácter único hoy se lo ha demostrado experimentalmente.

“Esto fue descubierto en Inglaterra por Jeffreys, notable manipulador del ADN. [7]

“Jeffreys descubrió que podía seleccionar un segmento del ADN con el cual era capaz de preparar una cantidad apreciable con un mensaje específico y repetidamente llevarlo en numerosas direcciones de varios cromosomas.

“Esos genes repetidos, tan numerosos, contienen innumerables pequeñas variaciones…, como un código de barras impreso en los productos de los comercios…

“Fueron hechas tantas investigaciones que ahora se sabe que, mirando el código de barras [genético] y el sistema de Jeffreys correspondiente, la probabilidad de hallar dos individuos iguales es inferior a mil millones.

“Ya no es una teoría el hecho de que cada uno de nosotros es un ser único. Esto fue demostrado y esta demostración es tan simple como el código de supermercado, con la diferencia de que ¡en este caso, no nos indica el precio de una vida humana!” [8]


[1] Cfr. Keith L. Moore, MD, “The Developing Human: Clinically Oriented Embryology”, 2ª ed., Philadelphia (WB), Saunders, 1977, en Randy Acorn, Pro Life Answers to Pro Choice Arguments, Sisters (OR), Multnomah Books, 1992, p. 40.

[2] Cfr. Prof. Jerôme Lejeune, fallecido años atrás, y que fuera catedrático de Genética Fundamental en la Facultad de Medicina de la Universidad de París y miembro de la Academia Pontificia de Ciencias: Discurso dictado en el Sínodo de los Obispos, el 8-10-87, “L’Osservatore Romano”, edición semanal en lengua francesa, 20-10-87.

[3] Idem, ibidem.

[4] Cfr. Landrum B. Shettles, MD, and David Rorvik, “Human Life Begins at Conception”, en “Rites of Life”, Grand Rapids (MI), Zondervan, 1983, Cfr. Pastuszek, “Is Fetus Human?”, p.5.

[5] Idem. ibidem.

[6] Cfr. “The Custody Dispute Over Seven Human-Embryos: The Testimony of Profesor Jerôme Lejeune”, M.D. Ph.D., Center for Law and Religious Freedom, Annadale (VA), 1991, p.17.

[7] ADN: siglas del ácido desoxirribonucléico, molécula que contiene la información genética.

[8] Cfr. “The Custody Dispute ver seven Human Embryos – The testimony of Profesor Jerôme Lejeune”, M.D., Ph. D., pp. 54-56.

Print Friendly
21/11/2016 | Por | Categoría: Aborto
Tags: , , , , , ,

Deje su comentario

*Escriba los caracteres