Comparta

No es honesto soplar sobre el fuego y lamentar el incendio (Comunicado)

Acción Familia frente al sacrílego atentado:

Un odio satánico que recuerda los sacrilegios que precedieron a la guerra civil española

El macizo repudio al atentado perpetrado por estudiantes encapuchados contra la imagen del Cristo crucificado de la Iglesia de la Gratitud Nacional, llevó al Gobierno a manifestar su repudio.

Igualmente se declararon contra el atentado sacrílego destacados personeros del PC y del PS. Estas afirmaciones llevarían a pensar que el repudiable hecho no pasa de la inmadurez de una decena de estudiantes, pero que no se relaciona con la causa que promueven, ni con el Gobierno.

Nada está más lejos de la realidad. El Gobierno está promoviendo activamente una agenda cultural libertaria, que se resume en el conocido eslogan: “Haz lo que quieras, donde quieras y cuando quieras”. Ella se basa en la cultura de los llamados “derechos” sociales, sexuales, de expresión, etc., sin ningún contrapeso con los deberes a cumplir.

Como resultado de esta política cultural, los jóvenes y todos aquellos que han sido por ella deformados, consideran que cualquier limitación a estos supuestos derechos constituye una injusta represión, y, por lo tanto, debe ser eliminada de cualquier modo.

Así se generan los brutales atentados contra la propiedad, los Carabineros, el orden público, y ahora, dentro de esta lógica, contra la imagen de Nuestro Divino Redentor.

No es honesto soplar sobre el fuego y lamentar el incendio. Estos hechos no son sino una lógica consecuencia de lo que se ha sembrado durante años, y continuarán manifestándose hasta que no cese la actual agenda cultural y no se repriman seriamente los delitos.

De lo contrario, las manifestaciones de repudio gubernamentales no pasan de un gesto esporádico, inútil e inauténtico, destinado a adormecer al conjunto de los chilenos que han quedado estupefactos delante del sacrilegio.

Acción Familia, junto con unirse al repudio de la gran mayoría de nuestros compatriotas, eleva una oración de reparación, por la intercesión de su Santísima Madre, al Supremo Ofendido, Dios Nuestro Señor. Al mismo tiempo, pide a las autoridades eclesiásticas que realicen una proporcionada ceremonia de desagravio convocando a todos los católicos de Santiago.

Santiago, 10 de junio de 2016

Print Friendly, PDF & Email
10/06/2016 | Por | Categoría: Revolución Cultural
Tags: , , , , , , , , ,

Deje su comentario