Comparta

“El Gobierno busca el relajo moral”

Revolución Cultural

Las Ultimas Noticias / Viernes 19 de Abril de 2002       

ENTREVISTA DEL DIA
Juan Antonio Montes, Director de Acción Familia
Juan Antonio Montes
En su nuevo libro-denuncia, la agrupación conservadora acusa a la administración de Ricardo Lagos de impulsar el hedonismo y la inmoralidad    

Carlos Vergara

 Con manifiesto orgullo, Juan Antonio Montes reconoce que el león en su solapa y el del escudo que cuelga en su oficina responden a los orígenes del colectivo Acción Familia (ex Fiducia), inspirado en la asociación católica y anticomunista brasileña Tradición, Familia y Propiedad fundada a principios de los 50 por Plinio Corrêa de Oliveira

Sumamente serio, es que Montes da cuenta de la última manifestación del colectivo que encabeza, nada menos que un libro-denuncia titulado “La Revolución Cultural, un Smog que envenena a la Familia Chilena”, en el cual acusa al Gobierno de impulsar una revolución cultural relajadora de costumbres con el fin de “recrear el socialismo con políticas que aflojen los actuales esquemas”, como asegura con consternación.

”Tal revolución cultural apunta a los modos de sentir, de pensar y de actuar de los individuos y colectividades. Es una revolución de la civilización en pos del relajo moral. Busca transformar los sentimientos, los modos de actuar y las mentalidades para transformar a nuestra sociedad católica y conservadora en un mundo hedonista, relativista y amoral”

¿Es peligroso esto, señor Montes?

Por supuesto. Una sociedad así se disgrega. El otro día vi a un niñito golpeando a su profesora y rompiéndole el caballete de la nariz. Comenzarán manifestaciones de violencia, de faltas de respeto y de crítica a las autoridades

¿Qué rol juegan los homosexual travestis, punks y enfermos de sida?

Para saber cuál es la anomalía, debemos definir cuál es la norma. La Iglesia Católica considera conductas buenas o virtudes, que se ordenan de acuerdo con la naturaleza, la razón y la fe; y las conductas desordenar o vicios, las que se apartan del orden impuesto por Dios en la creación de los hombres. Las primeras deben ser favorecidas y las segundas cohibidas por el bien común. Pero el Gobierno intenta favorecer a las conductas históricamente reprimidas. Así, las manzanas podridas contaminan a las sanas

¿Cómo se combate a estos grupos “viciosos”?

La humanidad siempre ha combatido mal. Es necesaria una evangelización. Ese el papel de la Iglesia y de la familia

Si usted fuera Presidente, ¿qué es lo que haría?

Sería muy intransigente. No se puede otorgar derechos. La Congregación para la Doctrina de la Fe, a la cual adherimos completamente, asegura que existen áreas en las que no es una discriminación injusta tomar en cuenta la inclinación sexual en cuanto a la adopción o cuidado de niños, empleos como maestro, entrenador de deportes o carreras militares. Si bien todo individuo tiene derecho a la vivienda, : trabajo, etc, estos no son absolutos, pudiendo ser limitados legítimamente

¿No sería más sencillo desterrarla y recluirlos en una isla?

No queremos fomentar un apartheid.  Ellos son hijos de Dios y también chilenos.

Sólo queremos cohibir las manifestaciones desordenadas. La Iglesia tiene una política de conversión y de corrección. Sólo deben dejar de practicar esas conductas. Si ésta no se dejan de practicar, serán reprimida y cercenadas. Pero sólo las conductas, no las personas. 
 

Print Friendly
30/04/2003 | Por | Categoría: Revolución Cultural

Deje su comentario