Comparta

“Esta obsesión por la Igualdad es loca, mala y muy peligrosa”

“Les dije que no creía que fuera un avance para la civilización humana que las mujeres abandonen su tradicional asociación con la paz y comiencen a matar gente como los hombres”

En un artículo publicado en “The Daily Telegraph” el periodista Charles Moore hizo, tiempo atrás, un análisis de la nueva super-ideología de nuestro tiempo: la igualdad. Reproducimos aquí sus ideas principales.

Esta gran doctrina de nuestro tiempo es promovida por todos los medios ‒pero reduce nuestras libertades

“La semana pasada, asistí a un debate en el panel de la BBC “Any Questions?” en Guildford. Me preguntaron si pensaba que las mujeres deben poder participar completamente en las funciones de combate de primera línea en las Fuerzas Armadas. Les dije que no creía que fuera un avance para la civilización humana que las mujeres abandonen su tradicional asociación con la paz y comiencen a matar gente como los hombres.

“Esto no fue del agrado de quien hizo la pregunta, un estudiante inteligente del departamento de política de la Universidad de Surrey, ni de sus partidarios que lo acompañaban. Ellos pensaban que la única cuestión en debate era la capacidad de la mujer: si estaba en condiciones de luchar, luchar cuando quiera, y que nadie debe impedírselo.

“Después reflexioné sobre lo extraño de la situación. No parecía que el estudiante y sus colegas estuvieran especialmente interesados ​​en los asuntos militares en sí mismos. Igualmente, no parecían del tipo de personas que, en otras circunstancias, estarían interesados en absoluto ​​en matar gente. Podía imaginarlos protestando contra el militarismo. Sin embargo, allí estaban, presionando en favor del derecho de la mujer a matar.

“¿Por qué? Debido a la Igualdad, por supuesto. Esta te pone en situaciones extrañas.

“Escribí Igualdad con “I” mayúscula porque, más de lo que pensamos, se ha convertido en la doctrina pública de nuestro tiempo.

“Si Usted cree en esa Igualdad con “I” mayúscula, no está diciendo simplemente, como lo haría la mayoría de la gente, que se debe tratar de hacer la vida más justa para todos. Usted está haciendo de la Igualdad el principio que todo lo conquista en la organización social y la vida humana.

“Es como una religión, pero, a diferencia de las religiones actuales en Occidente, está respaldada por la fuerza de la ley. Desde 2009, cuando la Ley de Igualdad de los Laboristas consolidó todos los proyectos anteriores de la legislación, se han producido, por así decir, siete canales de la Igualdad, equivalentes a los siete sacramentos de la Iglesia Católica. Ellos son: raza, edad, discapacidad, orientación sexual, género, cambio de sexo y religión o creencia en sí. A través de estos siete canales, la gracia de Igualdad debe ser vertida.

Charles Moore explica que la igualdad socava la libertad atacando las formas de vida que la gente ha desarrollado por sí misma, a menudo usando la ley e incluso a la policía para hacerlo

“Cuando David Cameron comenzó a impulsar el matrimonio homosexual, probablemente vio esto como una simple cuestión de ser amable con los homosexuales y hacer parecer a los Tories menos desagradables. Pero ahora que el Gobierno lo ha trasladado a la legislación, y se debatirá el proyecto de ley en el Parlamento el martes, está bien y verdaderamente atrapado por la Igualdad.[1]

“En los últimos meses, los redactores del proyecto de ley han luchado por cumplir el objetivo de la Igualdad, al posibilitar que el matrimonio del mismo sexo sea idéntico al matrimonio, tal y como el mundo lo ha conocido durante la mayor parte de la historia de la humanidad. Ellos han franqueado una barrera intrasponible. Hay cosas que no se pueden hacer.

“Los redactores se dieron cuenta tardíamente de que, puesto que no hay ningún acto procreador que defina el comportamiento homosexual, no puede haber consumación ni no consumación, y por lo tanto no existe el adulterio. Este no será, por tanto, motivo de divorcio homosexual.

“Nada de sexo por favor, somos homosexuales.”

Así que lo que han acabado ofreciendo, por extraño que parezca, es una ley de matrimonio, sin cualquier elemento sexual. Esto nunca ha sucedido antes. No hay nada en la nueva ley del Señor Cameron que diga que el matrimonio homosexual debe ser entre homosexuales. Si yo fuera soltero, podría casarme con un amigo varón heterosexual sólo para obtener ventajas fiscales, ofertas de viajes y descuentos de seguro.

“Este es el punto real sobre la Igualdad. Debido a que en la actualidad se considera tanto un principio sagrado como jurídico, es el cielo en la tierra para los abogados, pero para ninguna otra persona.

“Esto a su vez significa que las promesas del Sr. Cameron, a pesar de sinceras, de que las objeciones religiosas al matrimonio del mismo sexo serán protegidas por la Ley, no se podrán cumplir. Aunque la religión es uno de los siete “capítulos” de la Igualdad, es sólo una, y no es más importante que el cambio de sexo en el gran esquema de la Igualdad. Y así, a pesar de que, en virtud de la nueva ley, un sacerdote es libre para casar sólo a personas del sexo opuesto, si él es también capellán de un hospital, éste probablemente tendrá el derecho de despedirlo porque sus puntos de vista “homofóbicos” sobre el matrimonio rompen su “deber público de Igualdad del sector”, que la Ley de Igualdad establece. Por principios similares, no será permitido a una Iglesia que contrate una sala pública, debido a sus puntos de vista sobre el matrimonio, y un maestro cristiano, judío o musulmán podrá ser despedido por negarse a enseñar que el matrimonio es lo que dice la Ley de Igualdad.

“Ninguno de estos resultados es seguro. Pero lo cierto es que esas cosas serán legalmente impugnadas, que será caro, agotador y peligroso, y que, siendo llevado el asunto a la CEDH (Corte Europea de Derechos Humanos), los denunciantes podrán recurrir a una instancia donde las promesas del Sr. Cameron son nulas.

“Si nos detenemos para ver cómo funciona la Igualdad, nos daremos cuenta de tres cosas.

“Uno, es que socava la libertad. Ella se especializa en atacar las formas de vida que la gente ha desarrollado por sí misma, a menudo usando la ley e incluso a la policía para hacerlo.

“La segunda, es que socava las instituciones. Los baluartes de una sociedad libre no son individuos atomizados, sino empresas, familias, escuelas, clubes, iglesias, organizaciones benéficas, equipos deportivos. La Igualdad es un instrumento del Gobierno para nacionalizarlos.

“La tercera, es que la Igualdad hace a todo el mundo muy infeliz (con excepción de los abogados y otros activistas). Nadie sabe qué ley podría estar violando sin darse cuenta, qué comentario “inapropiado” podría haber hecho. Y aquellos que invocan la Igualdad, para hacer avanzar su causa, lejos de estar satisfechos con lo que han ganado, están en un estado semi-permanente de rabia contra cualquier imperfección restante. Ellos están entrenados para identificar acusaciones, así es que naturalmente se consideran maltratados.


[1] El proyecto fue aprobado en la Cámara de los Comunes por 400 a 175 el día 5 de Febrero de 2013. Después debía ser votado en la Cámara de los Lords.

Print Friendly
15/05/2015 | Por | Categoría: Revolución Cultural
Tags: , , , , , ,

Deje su comentario

*Escriba los caracteres