Artefactos y certezas efímeras del nuevo Chile | Acción Familia
Comparta

Artefactos y certezas efímeras del nuevo Chile

Blank Magazine entrevista a Acción Familia
 “blank” magazine /  año 03 / numero 24

Radiografía Chilena / Resultados Censo 2002

(…) En 1930 un 98% de la población se declaraba de credo católico, en 1992 el porcentaje era de 77% y diez años después la cifra es de 70%. Esto, paralelo al incremento de evangélicos que sobrepasan el 15% y los agnósticos o ateos que llegan casi al millón. Argumentos para la disminución de los católicos hay muchos, un proceso natural, la falta de trabajo misionero, los desprestigios y escándalos, lo cierto es que la Iglesia está en periodo de reflexión interna con el objetivo de revitalizar su papel protagónico de antaño.

Lamentablemente la Iglesia también atraviesa por un ‘misterioso proceso de autodemolición’ como lo denunció el Papa Paulo VI hace ya más de treinta años. Este proceso que se caracteriza por una pérdida de la fe y una infiltración de los errores del modernismo dentro de la Iglesia, ha repercutido seriamente en la adhesión que los fieles dan a la Iglesia. Obviamente que la disminución de católicos es una importante causa en la disminución de los matrimonios. En efecto, son los principios morales fundados en la religión aquellos que llevan a los hombres a tomar decisiones para toda su vida, como es el matrimonio. Cuando la fe disminuye en una sociedad inmediatamente brotan las anomalías, como son las uniones efímeras, las convivencias y también las separaciones. La pérdida de valores es la causa de que se prefieran los bienes materiales a los espirituales, son los síntomas de una sociedad en descomposición”, explica Juan Antonio Montes, director de “Acción Familia”, organización en defensa de la tradición y el núcleo familiar como entidad social y religiosa.

(…) “Chile es un país constituido por familias y lo que realmente debe importar para una familia es el cumplimiento de su finalidad, es decir, que ella sea prolífera, educativa, y de un apoyo mutuo a los cónyuges. La familia monogámica e indisoluble es la mejor formadora de los miembros de una sociedad porque es la única que se ordena conforme a la propia naturaleza del hombre. En estos puntos Chile ha tenido un grave retroceso“, añade el dirigente de Acción Familia. (…)

Por Fabiola Sanham

Print Friendly
20/04/2003 | Por | Categoría: Prensa

Deje su comentario