Comparta

Elizabeth II celebra sus 60 años de reinado: ¿por qué es tan popular?

Ella es el símbolo de la familia real británica. Elisabeth II celebra este año sus 60 años en el trono, con una cota de popularidad que jamás ha sido tan importante en el Reino. Stéphane Bern, especialista en cabezas coronadas, explica las razones de este fuerte aprecio de los británicos hacia su Reina.

En plena crisis económica y financiera, nuestros vecinos británicos se preparan a celebrar con fastuosidad el jubileo de diamante de su Reina, Elizabeth II. Ciertamente, no sin cálculo, la economía espera recoger algunos beneficios de la concordancia de dos acontecimientos importantes con repercusión internacional: este 60.º aniversario de reinado de la soberana, que será celebrado del 3 al 5 de junio próximos y de los Juegos Olímpicos de Londres, en el verano.

“La verdadera obra maestra es durar”

El príncipe de Metternich, que fue el artesano del Congreso de Viena pacificador de Europa en 1815, repetía frecuentemente que « La verdadera obra maestra es durar ». Es ciertamente un privilegio particularmente real de poder imprimir su sello en la duración aunque las monarquías constitucionales de Europa ya no confieren a dos soberanos si no un papel simbólico y un poder moral.

Sin embargo, con el correr de los años, no teniendo su legitimidad de ninguna ola electoral, puestos por la Historia sobre un pedestal sobre los partidos y los intereses particulares, los reyes y las reinas de la vieja Europa en calma, particularmente en estos tiempos de crisis, la permanencia de naciones que buscan su identidad.

Nuestros vecinos británicos, golpeados directamente por la recesión y la crisis financiera, conservan la ilusión de ser una gran potencia mundial porque ellos poseen aún el más ufano símbolo hierático: Elizabeth II, por la gracia de Dios reina de Gran‒Bretaña y de Irlanda del Norte, soberana de dieciséis Estados independientes, jefe de la Commonwealth, que reúne 54 Estados y dos mil millones de fieles y leales sujetos.

A los 86 años, ella es un ícono intemporal que se burla de las modas, una figura maternal protectora, una especie de Madre bondadosa de la nación. La reina Elizabeth permite a los británicos creer siempre en su destino fuera de lo común. Esta la razón por la cual ellos van a celebrar con fervor el jubileo de diamante que marca su 60.º aniversario de reinado marcado por um sentido agudo del deber. Su ejemplo, único en la Historia desde su abuela la reina Victoria que reinó 64 años, fuerza la admiración de todos.

Un monumento nacional

Cuando está de moda el ser joven y la obsolescencia, aquella que reina sobre
mil millones de sujetos leales a través de los países de la Commonwealth encarna
la victoria de la experiencia y de la continuidad. Hasta Australia, Canadá y
Nueva Zelanda han postergado su deseo de emancipación republicana.

En sesenta años de reinado, Isabel II se ha transformado en una figura
marmórea, un monumento nacional, una figura de cera, que permite a la nación
atravesar todas las pruebas sin perder su identidad ni su moral.

Es verdad que ella reina pero no gobierna, y su rol simbólico y se reduce a
“ser consultada, estimular y prevenir”. En realidad, el poder de la reina es muy
superior a lo que preveen las instituciones británicas: elle encarna
profundamente a Inglaterra en una sutil mezcla de mujer middle class
que sólo ama los caballos, los perros y el campo, al mismo tiempo que juega con
una actitud intemporal su papel protocolario de soberana vibrando al unísono con
su pueblo.

Lo esencial de su trabajo no es tanto presidir las ceremonias oficiales, sino
preservar la mística real … habiendo descartado completamente la idea de
retirarse como un funcionario. Ungida con los santos óleos en Westminster, ella
morirá en el trono. Isabel II espera secretamente batir el récord de longevidad
de su abuela y modelo, la reina Victoria, el 9 de septiembre de 2015. Ella
tendrá entonces 89 años.

Fuente: Nouvel Observateur

Print Friendly
07/03/2012 | Por | Categoría: Familia tradicional
Tags: , , ,

Deje su comentario