Comparta

El significado de ‘Patria’

Boulevard des Capucines, París

En estos días, en que se celebran nuestras Fiestas Patrias, nos parece interesante ofrecerles una de las más bellas páginas escrita por un francés ([1]), sobre el significado de la patria.

Sería interesante que nuestros lectores traten de hacer una aplicación en relación a lo que nos rodea.

“¿Habéis visto como casi ningún discurso puramente patriótico ha llegado a ser una verdadera obra de arte?

“Para que me sienta impresionado, es necesario que el amor de la patria se combine con otros sentimientos y que la patria misma se transforme en algo de vivo y concreto.

“Cuando oigo declamar sobre el amor a la patria, me quedo frío, y guardo mi amor para mi mismo celosamente para protegerlo de las banalidades de la retórica que harán algo falso, vacío y convenido.

“Pero cuando, en un salón familiar, siento y reconozco a Francia en el agrado de la conversación, en la indulgencia del trato, en una indefinible generosidad ligera, en la gracia de los rostros femeninos; cuando atravieso, al ponerse el sol, el armonioso y noble paisaje de los campos Elíseos; cuando leo algún libro sutil de uno de mis compatriotas, donde saboreo los más recientes refinamientos de nuestra sensibilidad o de nuestro pensamiento; cuando vuelvo a la provincia, al hogar de mi familia, y después de las elegancias y la ironía de París, siento en torno mío las virtudes heredadas, la paciencia y la bondad de esta raza a que pertenezco; cuando veo el panorama, desde alguna curva de sus márgenes, el Loire extenso y azul como un lago, con sus praderas, sus sauces, sus islas rubias, sus matorrales azulados, su cielo ligero, la dulzura difusa del aire y, no lejos, en éste país amado de nuestros antiguos reyes, algún castillo esculpido como una joya que me recuerda a la vieja Francia, lo que ya ha hecho y lo que ha sido en el mundo: entonces me siento tomado por una infinita ternura hacia esta tierra maternal en la cual yo tengo por todas partes raíces tan delicadas y tan fuertes; son mis padres, mis amigos actuales y todos mis amigos posibles; es el campo donde yo sueño, el Boulevard donde yo converso; son los artistas que amo, los bellos libros que he leído. La patria, no me concibo sin ella; la patria, soy yo mismo pero completo”.

Al leer esto, se puede comprender esa sensación de felicidad y plenitud que se experimenta en estos días de festejos patrios, cuando se contemplan ciertas manifestaciones de aquellas cosas que hemos sabido destilar. Estas cosas que nos hacen sentirnos interpretados, que nos expresan, afirman nuestro modo de ser y nos alientan a nuevos perfeccionamientos.

Al ver unas fotografías de unos combatientes, sonrientes en medio de la guerra, se puede tener la sensación de que ellos enfrentan el dar o recibir la muerte casi con la misma alegría en la defensa de su patria, es decir, para defender a esa madre que con amor educa a sus hijos; de aquel maestro que con sabiduría les enseña; de aquel agricultor que con esfuerzo cosecha o de aquel sacerdote que con caridad a todos nos santifica.


1 Jules Lemaître, “Les contemporains”

Print Friendly
14/09/2015 | Por | Categoría: Ideal de sociedad
Tags: , ,

Deje su comentario