La Iglesia debe luchar contra la demolición moral de la sociedad | Acción Familia
Comparta

Benedicto XVI: Es necesario luchar contra el mal que quiere dominar el mundo

Almorzando con los cardenales, Benedicto XVI invitó a volver a descubrir la Iglesia como una comunidad militante contra el mal, incluso cuando se disfraza.

Ciudad del Vaticano. ‒ La historia como escenario de la eterna lucha entre el bien y el mal, entre el amor de Dios y el amor propio; la Iglesia se encuentra en primera fila en este conflicto: esta es la imagen que el Papa Benedicto XVI quiso proponer a los cardenales que almorzaron con él a las 13.00 en la Sala Ducal del Palacio Apostólico Vaticano.

La invitación la hizo el mismo Papa Ratzinger, que quería agradecer al Colegio cardenalicio por sus felicitaciones con motivo de su ochenta y cinco cumpleaños (16 de abril) y del séptimo aniversario de su elección al solio pontificio (19 de abril)

Extendiendo la mirada desde la propia historia a la del mundo, Ratzinger volvió a proponer un término que hoy está “un poco fuera de moda”, pero que en realidad está lleno de “verdad”: el de ecclesia militans, (Iglesia militante) concepto de la teología medieval que se usaba para describir a la Iglesia como una comunidad de los cristianos en la tierra, comprometidos con la lucha en contra del pecado, “contra –como escribe San Pablo en la Carta a los Efesios– los que dominan este mundo de tinieblas, contra los espíritus del mal que habitan en las regiones celestes”.

En el mundo de hoy, prosiguió el Papa, “vemos que el mal quiere dominar el mundo y que es necesario luchar contra el mal. Vemos que lo hace de muchas maneras, crueles, con las diferentes formas de la violencia, pero también disfrazado con el bien y destruyendo así los fundamentos morales de la sociedad”.

Citando a su querido San Agustín, Benedicto XVI describió la historia del mundo como la lucha entre el amor a nosotros mismos, hasta el desprecio de Dios, y el amor de Dios, hasta el desprecio de sí en el martirio. “Nosotros –dijo a los purpurados, cuyo atuendo significa justamente la disponibilidad para servir a la Iglesia hasta el sacrificio de la vida– estamos en esta lucha”.

Fuente: Vatican Insider, 21/05/2012

Print Friendly
22/05/2012 | Por | Categoría: Ideal de sociedad

Deje su comentario