Decadencia: la sustitución de lo bello por lo “gustoso” | Acción Familia
Comparta

Decadencia: la sustitución de lo bello por lo “gustoso”

Sillón estilo Luis XVI

Ambientes, Costumbres, Civilizaciones

Lo bello encanta al espíritu; lo “gustoso” deleita al cuerpo

Todo se tornó más cómodo, más accesible, y el placer que se buscó en las cosas es mucho menos de lo bello que de lo “gustoso”. Lo bello encanta al espíritu, mientras que lo “gustoso” delicia al cuerpo.

De los sillones elegantes de estilo Luis XVI a los sillones modernos, ¡qué diferencia de belleza! Pero, en compensación, ¡cómo el cuerpo se siente mejor estirado sobre la suavidad de ese sillón y acariciado por la flexibilidad de ese cojín!

 

 

 

 

Son evoluciones están de acuerdo con el tipo moderno de habitación, en la que por economía se decora pobremente la sala de visitas, pero el lujo y la comodidad no tiene límites en la cocina, en el repostero y en los baños…

¡Se economiza en el salón de honra lo que se gasta en los baños!
Decrepitud de los salones dorados, apogeo del baño – un buen tema para meditar.

Plinio Corrêa de Oliveira

Print Friendly
13/10/2016 | Por | Categoría: Ambientes Costumbres
Tags: , , ,

2 Comentarios to “Decadencia: la sustitución de lo bello por lo “gustoso””

  1. fernando represas dice:

    Gracias por recordarnos el tema. Yo me quedo con la belleza del sillòn Luis XVI que a su vez es màs saludable que el moderno pues el respaldo alto proteje la columna vertebral, lo que no hace el moderno. El cojìn antiguo es mejor que el moderno pues evita sentados que provocan torceduras musculares. Saludos cordiales.

Deje su comentario