Comparta

Tregua Navideña

 

Si en todas las épocas de la historia cristiana, la fecha de Navidad abre una pausa alegre y tranquila, en el curso normal y laborioso de la vida todos los días, en nuestra época la tregua navideña asume un significado especial, porque vale por un gran y universal “sursum corda” (elevemos nuestros corazones), clamado a una humanidad tumultuosa y sufridora, que va sumergiéndose rápidamente en el caos de la más completa disolución moral y social.

Nuestra época es un valle sombrío entre dos cumbres: la civilización del pasado, de la cual decaímos a través de catástrofes sucesivas, que comenzaron con la pseudo-Reforma y culminaron con los totalitarismo de derecha e izquierda; y la civilización del futuro, hacia la cual caminamos a través de las luchas y sinsabores, que llenan de cruces cada momento de nuestro camino.

Por eso mismo, porque vivimos en los últimos minutos de un mundo que expira, y ya vemos las señales precursoras de otro mundo que nace, la lección de la Navidad tiene para nosotros un significado profundo, que debemos meditar en el día de hoy. (Continúe leyendo)

Con estas consideraciones, la Directiva de Acción Familia quiere desearle a Usted y a todos los suyos una muy Santa y Feliz Navidad y un Nuevo Año bajo la maternal protección de la Santísima Virgen.

Queremos poner a los pies del Divino Infante nacido en Belén todos los generosos esfuerzos de aquellos que, día a día, hacen posible nuestra tarea.

Print Friendly
23/12/2014 | Por | Categoría: Fiestas religiosas
Tags: ,

Deje su comentario

*Escriba los caracteres