Comparta

Equívoco: disimular los intereses de la Iglesia para complacer al mundo

Verdades olvidadas

“Están muy equivocados los que creen posible o esperan para la Iglesia un estado permanente de plena tranquilidad, de prosperidad universal, y un reconocimiento práctico y unánime de su poder, sin contradicción alguna; sin embargo, es peor y más grave el error de aquellos que se engañan pensando que alcanzarán esa paz efímera mediante el disimulo de los derechos e intereses de la Iglesia, sacrificándolos a los intereses privados, disminuyéndolos injustamente, complaciendo al mundo, ‘En el cual domina enteramente el demonio’ (Job 5,19), con el pretexto de captar la simpatía de los fautores de novedad y atraerlos a la Iglesia, como si fuera posible la armonía entre la luz y las tinieblas, entre Cristo y el demonio”.

“Se trata de sueños enfermizos, de alucinaciones que siempre ocurrieron y ocurrirán mientras haya soldados cobardes que depongan las armas ante la simple presencia del enemigo, o de traidores que pretendan a toda costa hacer las paces con los opositores, a saber, con el enemigo irreconciliable de Dios y de los hombres”.

(Papa San Pío X, Encíclica “Communium Rerum”, del 21 de abril de 1909)

Print Friendly
18/08/2016 | Por | Categoría: Formación Católica
Tags: , , , , , ,

2 Comentarios to “Equívoco: disimular los intereses de la Iglesia para complacer al mundo”

  1. Fernando Represas dice:

    Gracias. San Pío X, ruega por nosotros !!! Gran Papa, sus palabras están vigentes hoy, por las graves consecuencias del mal llamado modernismo. Saludos cordiales.

  2. He estado leyendo los titulares de Adelante la fe y me llena de tristeza la constante y fatídica acción del Señor Bergoglio, que insiste en secularizar a la Iglesia. Su actitud es la de un adolescente que quiere llamar la atención por todos los medios y cueste lo que cueste. Por lo que respecta a la Jornada Mundial de la Juventud es lamentable entre otras cosas el espectáculo de los frailes y monjas bailando. Respecto al libro sobre la sexualidad en los adolescentes, -únicamente he leído los temas y visto las imágenes- y me parecen tan superfluos que dan ganas de llorar, no creo que sea justo el trato que se le da a los adolescentes. ¡Qué pena!

Deje su comentario

*Escriba los caracteres