Comparta

El cristiano siempre encontrará oposición en su vida, advierte el Papa

Papa Benedicto XVI

El Domingo recién pasado, el Papa Benedicto XVI recordó que la paz de Jesús nace de la lucha contra el mal.

Esto contraría un cierta mentalidad de un relativismo optimista muy difundida hoy, para la cual la paz sería siempre el fruto de concesiones de todo tipo para tratar de evitar los conflictos.

Reflexionando sobre las palabras de Jesús a sus discípulos: “¿Pensáis que he venido a traer la paz a la tierra? No, os lo aseguro, sino división, el Pontífice explicó que “la paz que Jesús ha venido a traer no es sinónimo de simple ausencia de conflictos. Al contrario, la paz de Jesús es fruto de una constante lucha contra el mal“.

“Quien quiere resistir a este enemigo permaneciendo fiel a Dios y al bien debe necesariamente enfrentar incomprensiones y a veces verdaderas y propias persecuciones“, agregó el Papa.

Recordó así que “cuantos pretenden seguir a Jesús y comprometerse por la verdad deben saber que encontrarán oposición y se convertirán en signo de división entre las personas”.

Asimismo habló del ser “instrumentos de paz” que “no es una paz inconsistente y aparente, sino real, perseguida con valor y tenacidad en el cotidiano esfuerzo por vencer el mal con el bien y pagando en primera persona el precio que esto implica”.

Al final, ¿qué es la paz? Dice Santo Tomás que la paz es “la tranquilidad del orden” y este orden existe donde la Ley de Dios preside a la organización de la vida de los individuos y de las naciones.

Fuente: ACI, 19 de agosto de 2007
Print Friendly
24/08/2007 | Por | Categoría: Formación Católica

Deje su comentario

*Escriba los caracteres